Publicado 21/11/2021 11:38CET

El 46% de las empresas españolas ha aumentado su presupuesto para cumplimiento normativo en el último año

Archivo - Antoni Bover, presidente de Mazars en España
Archivo - Antoni Bover, presidente de Mazars en España - MIQUEL COLL MOLAS / MIQUEL COLL MOLAS - Archivo

MADRID, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

El 46% de las empresas españolas ha aumentado su presupuesto para cumplimiento normativo en el último año y el 58% prevé hacerlo en los próximos cinco años, según concluye el informe 'Unlocking trust: why global compliance is on the business agenda', elaborado por Mazars.

A nivel mundial, las cifras son más elevadas: tres de cada cinco empresas han aumentado dicho presupuesto y el 68% lo hará en los próximos cinco años.

"La constatación de que la mayoría de los directivos tiene previsto aumentar los recursos destinados al área de 'compliance' debería resultar reconfortante para cualquiera que desee que la actividad empresarial se lleve a cabo como se debe de hacer", ha señalado el socio responsable de fiscalidad de Mazars en España, Santiago Casadejús.

La tecnología encabeza las áreas de inversión previstas, con un 48% de empresas en España que tiene la intención de realizar una nueva inversión importante en este ámbito. A nivel global, ese porcentaje baja al 42%.

Sin embargo, la falta de conocimientos y capacitación supone un importante freno y el 42% de los encuestados cree que esto supone un obstáculo importante para que su equipo alcance los objetivos de cumplimiento normativo marcados.

La actividad de compliance se está volviendo, además, más complicada, debido a los estragos de la Covid-19 y a que la legislación cambia con rapidez. En este contexto, el 38% cita el aumento de la complejidad como uno de los retos más importantes a los que se enfrentará el cumplimiento normativo en los próximos cinco años y otro 38% añade los efectos de la pandemia.

El 36% destaca la legislación cambiante y el 23% considera que el brexit es un "cierto trastorno para el cumplimiento de la normativa", aunque no ocupa un lugar destacado en la lista general de desafíos.

Las responsabilidades de compliance son asignadas principalmente a los altos cargos: los ejecutivos o miembros del consejo se dedican a cuestiones relacionadas con compliance al menos una vez al trimestre en el 75% de las empresas.

Esta tarea suele incluir una revisión programada de los riesgos, al ser señalada por el 50%, en tanto que el 44% añade la búsqueda de nuevas ideas u oportunidades.

Si bien las respuestas son similares en las distintas regiones y países, destaca que el 50% de los directivos de Latinoamérica analiza las cuestiones de compliance al menos una vez al mes, lo que supone once puntos porcentuales más que la media mundial, y son los que más consideran que el cumplimiento normativo constituye una oportunidad, con el 65%.

El 72% de los encuestados afirma que su empresa se ha enfrentado a problemas de cumplimiento normativo contable o fiscal en algún lugar del mundo, un porcentaje a nivel mundial aumenta hasta el 77%. Las consecuencias suelen incluir un impacto negativo en su reputación, medidas disciplinarias internas y multas.

Por otra parte, el 60% de los encuestados en España y el 70% a nivel global afirma que su empresa publica voluntariamente más información fiscal de la que exige la ley. El 82%, por su parte, asigna una puntuación de ocho sobre diez o más a su cumplimiento actual de requisitos de compliance y confían en que seguirán en esta línea en un futuro.

OPORTUNIDAD DE CREAR VALOR

EL 58% de los encuestados afirma que ve este área como una fuente de oportunidades más que como una mera obligación. Algunas de estas son, entre otras, la creación de confianza, el refuerzo de la confianza y el fortalecimiento de la reputación de la compañía.

Así, el 65% considera que una buena labor de compliance aumenta la confianza de los inversores, en tanto que el 64% dice que aumenta la confianza de los clientes y el 61% afirma que ayuda a construir una buena reputación.

Contador