Publicado 09/05/2024 12:05

La AEB defiende que la oferta bancaria en España es "inmensa y muy variada"

La presidenta de la AEB, Alejandra Kindelán, ofrece una rueda de prensa con motivo de la celebración de la asamblea general de la Asociación Española de Banca (AEB), en el Hotel Eurostars Madrid Tower, a 12 de abril de 2024, en Madrid (España).
La presidenta de la AEB, Alejandra Kindelán, ofrece una rueda de prensa con motivo de la celebración de la asamblea general de la Asociación Española de Banca (AEB), en el Hotel Eurostars Madrid Tower, a 12 de abril de 2024, en Madrid (España). - Alberto Ortega - Europa Press

MADRID, 9 May. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de la Asociación Española de Banca (AEB), Alejandra Kindelán, ha señalado que la oferta bancaria en España es "inmensa y muy variada" con bancos grandes, pequeños y locales que compiten "ferozmente" en sus plazas, así como los bancos digitales, que están entrando cada vez más en el sector.

Estas declaraciones se producen después de que BBVA haya lanzado una OPA de carácter hostil sobre el 100% del capital de Banco Sabadell, lo que podría suponer un aumento de la concentración bancaria en el país, donde ambos bancos tienen cuotas de mercado relevantes.

Kindelán ha intervenido en el V Foro Internacional del diario 'Expansión' junto al exconsejero delegado y ahora vicepresidente de Banco Santander, José Antonio Álvarez, el presidente de Abanca, Juan Carlos Escotet, y la miembro del consejo de supervisión del Banco Central Europeo (BCE), Elizabeth McCaul.

La presidenta de AEB, que ha rechazado pronunciarse sobre la operación en donde están involucrados dos de sus entidades asociadas, ha afirmado que, desde el punto de vista del cliente y teniendo en cuenta los negocios de créditos a pymes o para hipotecas, la banca española está por debajo de la media europea en cuanto a concentración bancaria, así como "muy por debajo" del coste de crédito de algunos países como Alemania.

Estas ideas habían sido trasladadas con anterioridad, en la misma mesa de debate, por Álvarez y Escotet, que han indicado la importancia de fijarse, en términos de competencia, en el precio de los diferentes productos que ofrecen las entidades.

"No creo en absoluto que esta fusión, o cualquier otra de semejante tamaño, suponga una concentración que, a efectos de consumidor, pudiese tener consecuencias relevantes en materia de precios", ha afirmado Juan Carlos Escotet.

Por su parte, Álvarez ha afirmado que actualmente la oferta de crédito es "casi infinita". "No estamos en un mundo donde la oferta eran las sucursales. [...] ahora hay una oferta casi infinitiva de un préstamo al consimo, 100 o 200 hipotecas por 100 o 200 oferentes. Es difícil decir que no hay competencia en precios con un número de oferentes tan alto", ha precisado.

UNIÓN BANCARIA

Por otro lado, Kindelán ha aprovechado la ocasión para señalar que la falta de unión bancaria limita al sector europeo, aunque especialmente en España, donde hay "grandes bancos, en tamaño y en calidad. Tenemos bancazos. Los mejores de Europa y posiblemente del mundo".

Sin embargo, cuando existen turbulencias en el mercado, la banca sigue estando asociada a la deuda soberana. "Los bancos no se valoran hoy, sobre todo cuando vienen turbulencias, por su fortaleza, su solvencia y su capacidad, sino que se valoran por su nacionalidad", ha indicado.

Así, sostiene que este problema genera una fragmentación del mercado y limita la capacidad de las entidades de contribuir los retos a los que se enfrenta Europa en la actualidad, entre ellos, el de ser competitivos frente a China o Estados Unidos.

Por su parte, la miembro del consejo de supervisión del Banco Central Europeo (BCE), Elizabeth McCaul, ha evitado pronunciarse sobre la operación, que deberá analizar el propio supervisor, aunque sí ha adelantado que el BCE tiene unos procedimientos "muy estrictos para evaluar las fusiones en materia de gobernanza, gestión del riesgo y el modelo de negocio y su sostenibilidad.

Sobre la posibilidad de que se hagan fusiones transfronterizas en Europa, que estarían siendo obstaculizadas por la regulación, el BCE sostiene que las limitaciones estarían relacionadas con la capacidad de mover el capital y la liquidez de manera transfronteriza, especialmente en cuanto a los fondos de garantía de depósitos, que siguen normativas de cada Estado.

"No es el Banco Central Europeo el que tiene que dirigir las consolidaciones del mercado. Somos una parte neutral. Si hay percepciones sobre obstáculos reguladores queremos entenderlo y analizarlo. Pero la imagen es más complicada y tiene que ver con la necesidad de profundizar en la unión de capitales en Europa", ha afirmado.

Contador