Publicado 03/07/2024 14:25

La AHE cree que el "horizonte" de la dudosidad hipotecaria "no es del todo negativo"

Archivo - Viviendas en construcción
Archivo - Viviendas en construcción - EUROPA PRESS - Archivo

MADRID, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Hipotecaria Española (AHE) cree que el "horizonte" de la dudosidad de los créditos hipotecarios "no es del todo negativo", teniendo en cuenta la evolución descendente del Euríbor, la previsión de nuevas bajadas de tipos de interés por parte del Banco Central Europeo (BCE) y las amortizaciones anticipadas que han realizado las familias.

En su informe sobre la evolución de la ratio de créditos dudosos del primer trimestre, la asociación señala que el proceso de actualización de los intereses en los préstamos a tipo variable conforme a los valores máximos del Euríbor ya se habría completado.

"De acuerdo con la evolución descendente que ha mantenido el Euríbor desde octubre de 2023 y las perspectivas en torno a futuras bajadas, el horizonte en términos de dudosidad no es del todo negativo", señala.

Además, incluye la amortización anticipada que han realizado una "parte importante" de los hogares de sus préstamos variables, así como la menor sensibilidad de la cartera hipotecaria a la evolución de los tipos de interés, dado que en los últimos años las nuevas contrataciones han tendido a ser mayoritariamente a tipo fijo.

Según las cifras que recoge el boletín de la AHE, en el crédito hipotecario de las familias para la adquisición de vivienda, la ratio se ha mantenido, entre enero y marzo, en el 2,6% por tercer trimestre consecutivo, desde el mínimo observado en diciembre de 2022 (2,3%). Las exposiciones dudosas han registrado un aumento interanual del 9,0% este último trimestre, mientras que el saldo vivo de la cartera moderó su descenso al 2,4%.

No obstante, en términos trimestrales, el saldo dudoso muestra una moderación en el proceso de deterioro, con un ligero aumento del 0,8%, frente al segundo y tercer trimestre de 2023, cuando aumentó en torno a un 4% cada trimestre.

La asociación explica que, detrás de esta evolución relativamente estable, subyacen "varios elementos": la "buena" gestión de los hogares en sus compromisos de pago con una contratación creciente de préstamos a tipo fijo desde 2015; la dinámica del mercado laboral, que ha posibilitado un aumento de las rentas familiares; y las políticas de las entidades con una gestión "eficiente" de riesgos tanto en las nuevas concesiones (evaluación de la capacidad de retorno del préstamo) como en los préstamos de la cartera (medidas de apoyo y venta de préstamos).

En el segmento de empresas, y dentro del sector inmobiliario, la AHE señala que hay una "evolución heterogénea": las actividades inmobiliarias han mantenido una evolución favorable y concentran la tasa de dudosidad más baja (2,8%), mientras que el sector de la construcción ha evolucionado en sentido contrario. En concreto, presenta la tasa más elevada del sistema (8,6%), después de que en los dos últimos trimestres los créditos dudosos aumentaran su exposición en un contexto en el que el saldo total, que opera como denominador, se contrajo de forma intensa.

En todo caso, de forma conjunta, la AHE indica que ambas actividades tienen un saldo dudoso de 4.063 millones de euros, que representa el 4,3% de su exposición crediticia total y se sitúa en línea con el conjunto de las actividades productivas.

Contador