Publicado 09/05/2024 15:11

(AM) BBVA respeta el rechazo del consejo de Sabadell a la fusión, pero ve "sentido" lanzarla a los accionistas

Archivo - El presidente de BBVA, Carlos Torres Vila, durante una Junta General de Accionistas del BBVA, en el Palacio de Euskalduna de Bilbao, a 15 de marzo de 2024, en Bilbao, Vizcaya, País Vasco (España).
Archivo - El presidente de BBVA, Carlos Torres Vila, durante una Junta General de Accionistas del BBVA, en el Palacio de Euskalduna de Bilbao, a 15 de marzo de 2024, en Bilbao, Vizcaya, País Vasco (España). - H.Bilbao - Europa Press - Archivo

MADRID, 9 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de BBVA, Carlos Torres, ha trasladado que respeta "plenamente" la opinión expresada el pasado lunes por el consejo de administración de Banco Sabadell de rechazar la oferta de fusión, pero ve "sentido" lanzar una OPA de carácter hostil para los accionistas.

"La oferta es extraordinariamente atractiva. Dará lugar a una combinación de dos entidades muy potentes y sigue a la oferta que le propusimos al consejo de Banco Sabadell de una fusión la semana pasada y que fue rechazada este lunes", ha comentado Torres en una rueda de prensa para explicar el anuncio de la OPA hostil que ha presentado BBVA este jueves.

"Hemos pensado que tenía sentido [la OPA], respetando plenamente la opinión del consejo de Banco Sabadell de que era una oferta que infravalora al banco. Pero nosotros pensamos de otra manera y creemos que tiene sentido que le propongamos la oferta directamente a los accionistas de Sabadell", ha continuado.

BBVA ofrece a los accionistas de Sabadell un canje de un título nuevo por cada 4,83 de Sabadell, la misma oferta que había propuesto la semana pasada al consejo de administración de la entidad catalana y que esta rechazó el pasado lunes. De esta forma, se mantiene la prima del 30% sobre el precio de cierre de ambas entidades del pasado 29 de abril; del 42% sobre las cotizaciones medias ponderadas del último mes; y del 50% sobre las cotizaciones medias ponderadas de los últimos tres meses.

El precio equivalente de la contraprestación en efectivo es de 2,12 euros por acción de la entidad de origen catalán.

Además, los accionistas de Banco Sabadell tendrán un 16% de participación en la entidad resultante y se crearía una doble sede operativa en España: una en el centro corporativo de Banco Sabadell en Sant Cugat del Vallès (Barcelona) y la otra en Ciudad BBVA, en Madrid.

El detalle que no se ha incluido en esta propuesta, en comparación con la oferta que BBVA lanzó al consejo, de manera amistosa, la semana pasada, es la incorporación de tres consejeros no ejecutivos de Sabadell al consejo de BBVA, uno de ellos con el puesto de vicepresidente.

BBVA, ABIERTO A CONVERSACIONES CON EL CONSEJO

Torres ha recordado ante los medios de comunicación que la propuesta "de integración" que ha lanzado hoy a los accionistas de Sabadell es algo que se viene intentando "desde hace un tiempo". Ya en 2020, ambas entidades intentaron realizar una fusión por absorción que finalmente no se produjo por no llegar a un acuerdo sobre el canje de acciones de la operación.

"Desde entonces, en todas las conversaciones que hemos tenido, esta integración y combinación la hemos visto bien desde todos los ángulos, para los accionistas de los bancos, para los empleados, los clientes y la sociedad. Creo que esta opinión es compartida también por Banco Sabadell", ha trasladado.

En este marco es en el que BBVA trasladó la propuesta de fusión al consejo de Sabadell, con la intención de negociar la operación y llevarla a buen término, una hoja de ruta que finalmente no es la que se ha seguido.

"No planteábamos que hubiera una filtración a medios como la que hubo la semana pasada, que provocó que la oferta que teníamos que estar discutiendo en privado pasara a la luz pública y se tuvieran que pronunciar. Quizás si no hubiera ocurrido esa filtración estaríamos discutiendo", ha afirmado Carlos Torres, que ha afirmado que "en ningún momento" ha habido un carácter "no amigable u hostil".

"Creo que si nos remontamos a las conversaciones de hace tres años y medio, había muy buena sintonía. También en aquel momento hubo filtraciones, desafortunadamente, que también pusieron cierta presión. Era un entorno distinto, con mayor incertidumbre, el Covid-19, y no fructificaron", ha proseguido.

También ha explicado que en 2020 el mayor interés por la fusión vino por parte de Sabadell, que atravesaba una situación peor de la que tiene ahora, mientras que en esta ocasión, ha sido BBVA la ha promovido las conversaciones. "Creo que está muy claro por nuestra parte que a mediados de abril le expuse al presidente de Banco Sabadell [Josep Oliu] el interés de BBVA en hacerle llegar los términos de la propuesta", ha comentado.

Así, reconoce al ser una iniciativa de BBVA entiende que sea como una oferta "no solicitada", pero ha recalcado que el anuncio de la semana pasada se produjo en un contexto de "conversaciones previas" donde había "mucho interés" por ambas partes. "Justo el día que habíamos planificado para que hiciera entrega de las condiciones fue cuando se produjo la filtración", ha trasladado el presidente de la entidad.

Para el BBVA, esta operación "no tiene vuelta atrás", pero mantiene el "mismo espíritu amistoso y de integración" y está abierto a conservaciones con el consejo de Sabadell para que la operación fructifique y para conducirlo en el mejor término posible.

Contador