Publicado 12/01/2022 13:39CET

La banca española se mantiene a la cola de la eurozona en capital, pero vuelve a ser líder en rentabilidad

Archivo - Sede del BCE en Fráncfort.
Archivo - Sede del BCE en Fráncfort. - BCE - Archivo

MADRID, 12 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los principales bancos españoles supervisados por el Banco Central Europeo (BCE) se mantuvieron en el tercer trimestre de 2021 a la cola de la eurozona en lo que respecta a la ratio de capital CET1, aunque lideraron el bloque de los Diecinueve en rentabilidad, según los datos publicados este miércoles por el supervisor.

Entre julio y septiembre del año pasado, los 10 bancos españoles supervisados por el BCE ofrecieron un retorno sobre capital (RoE, por sus siglas en inglés) del 11,63%, frente al 11,49% de los tres meses anteriores. Esta cifra es la mayor registrada en el conjunto de los Diecinueve, cuya media en el tercer trimestre de 2021 fue del 7,19%.

En el lado opuesto, los bancos griegos se mantuvieron como los menores rentables del euro con un retorno de -26,18%. Le siguieron los bancos chipriotas (2,22%), los malteses (3,60%) y los portugueses (3,97%).

En el caso de los otros grandes países del euro, los más comparables con España, el RoE de la banca de Alemania fue del 4,40%, mientras que los bancos franceses obtuvieron un retorno sobre capital del 7,31% entre julio y septiembre. En el caso de los italianos, el retorno fue del 7,37%.

La baja rentabilidad de la banca de la zona euro representa un problema clave para la estabilidad del sector, según lleva destacando el BCE desde hace años. Por esto motivo, ha venido alentando a las entidades y autoridades nacionales a acometer procesos de consolidación a nivel doméstico y transfronterizo.

Por otro lado, como viene siendo habitual en los últimos trimestres, la banca española ha figurado de nuevo entre las últimas posiciones en la zona euro en cuanto a la ratio de capital CET1, al situarse en un promedio del 13,06%, la misma cifra que en el segundo trimestre, pero todavía por debajo de la media del 15,47% del conjunto del área del euro.

Junto con los bancos españoles, también registraron una ratio de capital CET1 por debajo de la media del euro los bancos de Grecia (12,63%), Portugal (13,25%), Austria (13,98%) e Italia (15,30%).

Por el contrario, los bancos estonios se situaron a la cabeza del bloque de los Diecinueve, con un 28,55%, seguidos de los bancos de Letonia, con un 25,53%, y los de Lituania, con un 22,08%.

En cuanto a la ratio de préstamos fallidos (NPL, por sus siglas en inglés), el conjunto de la eurozona registró una cifra del 2,17% en el tercer trimestre de 2021, equivalente a 401.040 millones de euros, por debajo del 2,32% de los tres meses anteriores. Pese a la crisis, los bancos han continuado reduciendo esta cifra de forma sostenida en cada trimestre.

Entre los países del euro, la menor ratio de préstamos fallidos correspondió a Luxemburgo, con un 0,62%, seguido de Lituania y Estonia, con un 0,82% y un 0,97%, respectivamente. En el extremo opuesto, la banca de Grecia registró una ratio del 10,49%, por delante del 6,38% de Italia y del 4,25% de Portugal.

Los bancos españoles registraron un porcentaje de préstamos fallidos entre julio y septiembre de 2021 del 3,05%, equivalente a 81.620 millones de euros, ligeramente por debajo del 3,13% contabilizado durante los tres meses anteriores.

Contador