Publicado 19/10/2022 13:19

La banca española podría usar las dotaciones del Covid para provisionar por el deterioro económico

Archivo - FILED - 14 July 2010, Hessen, Frankfurt_Main: A general view of the Credit Suisse bank logo placed onto the main entrance of the bank's branch in Frankfurt. Credit Suisse Group expects to achieve parity in its pre-tax profit during the fourth qu
Archivo - FILED - 14 July 2010, Hessen, Frankfurt_Main: A general view of the Credit Suisse bank logo placed onto the main entrance of the bank's branch in Frankfurt. Credit Suisse Group expects to achieve parity in its pre-tax profit during the fourth qu - picture alliance / dpa - Archivo

CaixaBank es la entidad que cuenta con un mayor excedente para destinar al nuevo colchón

MADRID, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los analistas de Credit Suisse anticipan que la banca española podría hacer frente a una supuesta necesidad de elevar sus provisiones asignando parte de las dotaciones por la pandemia del coronavirus no utilizadas.

Así lo han señalado en un informe publicado este miércoles, después de que la prensa española haya empezado a especular sobre la posibilidad de que los bancos eleven sus provisiones para hacer frente a la escalada de la inflación.

Según publica este miércoles 'El Confidencial', que cita a fuentes financieras, los bancos españoles están trabajando ya en el diseño de nuevas provisiones que dotarán en las cuentas de cierre del ejercicio, usando parte de las provisiones realizadas por la pandemia para constituir nuevos colchones por el deterioro macroeconómico.

Los supervisores han insistido en la necesidad de que la banca sea precavida en el entorno actual, mientras que los gestores de las principales entidades han defendido la resiliencia actual de la calidad de los activos.

El equipo de análisis de Credit Suisse coincide en que hay poca evidencia de un aumento de las tasas de incumplimiento, pero no descartan la posibilidad de que el sector tenga que aumentar sus provisiones por el empeoramiento de las previsiones sobre la evolución del PIB.

En cualquier caso, la firma anticipa que los bancos podrían hacer frente a dicha situación asignando las dotaciones no utilizadas que constituyeron durante la pandemia.

"Si ahora nos enfrentáramos a un escenario en el que los bancos tuvieran que construir un nuevo colchón, exclusivamente relacionado con los mayores riesgos de la crisis en Ucrania, podríamos ver a los bancos con mayores coberturas por el Covid ser capaces de asignarlas para cubrir tanto las previsiones de disminución del PIB como nuevos ajustes de provisiones más allá de lo que establecen los modelos ('post model adjustments').

Según recuerda Credit Suisse, en su reciente prueba de estrés sobre la calidad de los activos de los bancos del sur de Europa, señaló que tanto CaixaBank como BBVA podrían compensar cómodamente pérdidas crediticias adicionales si se enfrentaran a un empeoramiento de previsiones económicas.

"Bajo este nuevo escenario potencial, creemos que estos dos bancos podrían asignar las provisiones restantes no utilizadas para cubrir la parte de la construcción de la nueva cobertura por Ucrania", apunta el informe.

Actualmente, las provisiones no utilizadas por CaixaBank representan 36 puntos básicos del coste del riesgo. Dado que estima que una fuerte caída de 3,9 puntos porcentuales en la previsión del PIB del banco consumiría 10 puntos básicos de provisiones no utilizadas, los analistas de Credit Suisse destacan que CaixaBank tiene 26 puntos básicos restantes para construir una nueva provisión por Ucrania.

El excedente de BBVA representa 33 puntos básicos del coste del riesgo y su consumo en el mismo escenario de estrés severo sería de 26 puntos básicos, por lo que contaría con un excedente de 7 puntos básicos. Las provisiones no usadas de Santander equivalen a 12 puntos del coste del riesgo, "insuficientes para compensar por completo las pérdidas severas estimadas o para cubrir un nuevo colchón por Ucrania", avisan desde Credit Suisse.