Publicado 16/09/2022 11:52

La banca europea destinará el 10% del beneficio de 2022 a gravámenes bancarios, según Credit Suisse

Archivo - Edificio de la sede de Banco Santander, en la Ciudad Financiera del Santander.
Archivo - Edificio de la sede de Banco Santander, en la Ciudad Financiera del Santander. - Isabel Infantes - Europa Press - Archivo

La resistencia del BCE "da esperanza a España", que podría ver el impuesto diluido

MADRID, 16 Sep. (EUROPA PRESS) -

Credit Suisse estima que el coste medio de los gravámenes bancarios para las entidades financieras europeas será del 10% de los beneficios antes de impuestos de 2022.

Así lo ha reflejado en su última estrategia bancaria, publicada este viernes, sobre los países europeos que están considerando adoptar impuestos bancarios extraordinarios.

Al margen de las aportaciones al Fondo Único de Resolución y a los Fondos de Garantía de Depósitos, varios países ya tenían gravámenes bancarios, mientras que algunos tienen impuestos bancarios adicionales para ayudar a pagar la crisis del coronavirus y otros lo están considerando.

Por un lado, solo España y Hungría tienen impuestos específicos para la banca, mientras que Francia ha topado las tarifas bancarias, Bélgica estableció aportaciones adicionales al Fondo de Garantía de Depósitos y Suecia cuenta con un "impuesto de riesgo" para entidades de crédito que grava el 0,05% de los pasivos.

Los analistas de Credit Suisse esperan un nuevo anuncio por parte de la República Checa próximamente, aunque de momento descartan nuevas medidas en Reino Unido, Alemania, Países Bajos o Italia.

Según sus cálculos, el coste medio de los gravámenes bancarios es del 10% de las ganancias antes de impuestos de 2022 y de 2023, frente al 9% de 2021.

LA RESISTENCIA DEL BCE DA ESPERANZA A ESPAÑA

El nuevo impuesto temporal a la banca española gravará el 4,8% de los intereses y comisiones de 2022 y 2023. Aunque ya ha empezado a tramitarse en el Congreso, los detalles finales sobre cómo se implementará el impuesto aún se desconocen y están sujetos a cambios.

Los analistas de Credit Suisse hacen referencia en su informe a la advertencia del Banco Central Europeo (BCE) sobre el posible efecto adverso que los nuevos impuestos a los bancos podrían causar en los sistemas financieros y en los modelos de negocio de los bancos.

Asimismo, el BCE ha recomendado un análisis exhaustivo de las posibles consecuencias negativas de la introducción de impuestos a la banca con fines presupuestarios generales.

En opinión de los analistas de Credit Suisse, ello podría diluir la actual propuesta española. "La resistencia del BCE da esperanza a España", señala el informe.

Contador