Publicado 25/10/2022 11:30

El Banco de España constata un endurecimiento del crédito que se acentuará en el cuarto trimestre

Archivo - Fachada del Banco de España
Archivo - Fachada del Banco de España - EUROPA PRESS - Archivo

El ritmo de contracción de la oferta de crédito hipotecario marcó un máximo desde 2008

MADRID, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

La banca española endureció los criterios de concesión de crédito y las condiciones aplicadas y registró una caída en la demanda de préstamos en todos los segmentos durante el tercer trimestre, mientras que para el último trimestre del año prevé que se intensifique la contracción de la oferta de crédito y el retroceso de la demanda, según refleja la Encuesta sobre Préstamos Bancarios de octubre de 2022 realizada por el Banco de España.

En el tercer trimestre del año, las principales entidades bancarias españolas endurecieron los criterios de concesión de préstamos, principalmente por el aumento de los riesgos percibidos por los bancos por el deterioro de las perspectivas económicas y, en menor medida, por el incremento de sus costes de financiación ante el proceso de normalización de la política monetaria.

Los criterios de concesión se endurecieron más notablemente en el segmento de financiación a los hogares para la adquisición de vivienda, que registró la caída más pronunciada en un trimestre desde 2008, debido al deterioro de perspectivas económicas y del mercado de vivienda, el empeoramiento en la solvencia de los prestatarios, la menor tolerancia al riesgo, los mayores costes de financiación y la menor disponibilidad de fondos.

En la misma línea, los criterios de concesión de crédito se endurecieron en el crédito al consumo, en este caso sobre todo por el deterioro de las perspectivas económicas generales, registrándose un aumento del porcentaje de solicitudes de fondos denegadas en el tercer trimestre.

En el segmento de empresas, los criterios se endurecieron tanto para pymes como para grandes empresas y, en esta línea, aumentó también el porcentaje de solicitudes de fondos denegadas a empresas.

El endurecimiento de las condiciones aplicadas a los préstamos se materializó a través de un aumento del coste, si bien en la mayoría de los segmentos dicho coste se elevó más lentamente de lo que lo hicieron los tipos de interés de mercado, lo que llevó a un estrechamiento de los márgenes.

Al tiempo que se contrajo la oferta, descendió la demanda de préstamos en todos los segmentos, debido al aumento de los costes de financiación y, en el caso de los hogares, a la menor confianza de los consumidores, que se vieron influidos por el aumento de la incertidumbre, según reflejan los resultados obtenidos por el Banco de España.

SE INTENSIFICARÁ LA CONTRACCIÓN DE LA OFERTA Y LA DEMANDA

De cara al cuarto trimestre de 2022, las entidades financieras participantes en la encuesta del supervisor esperan que, de nuevo, se produzca una contracción generalizada de la oferta y de la demanda de crédito, en un contexto de deterioro de las perspectivas macroeconómicas y en el que se espera que continúe el proceso de normalización de la política monetaria.

En cuanto al crédito a hogares, los bancos prevén que en la última parte del año que se intensifique el ritmo de descenso de la oferta y de la demanda de préstamos, tanto para la adquisición de vivienda como para la adquisición de bienes de consumo.

De igual manera, en el segmento empresarial las entidades españolas vaticinan que se acentuará la pauta de endurecimiento de los criterios de concesión de préstamos como de la caída de la demanda.

IMPACTO DE LAS MEDIDAS DEL BCE

En otro orden de cosas, la Encuesta de Préstamos Bancarios refleja que las entidades financieras españolas percibieron un deterioro de las condiciones de acceso a los mercados minoristas y mayoristas de financiación en el tercer trimestre.

En cuanto a las preguntas 'ad hoc' sobre el impacto de las medidas no convencionales de política monetaria adoptadas por el Banco Central Europeo (BCE), los resultados reflejan que el fin de las compras netas en el marco de los programas de compras de activos del Eurosistema habría propiciado, tanto en España como en la zona euro, un ligero impacto negativo sobre la situación financiera de las entidades de crédito y sobre sus condiciones de acceso a la financiación durante los seis últimos meses.

Los bancos españoles indicaron que, al abandonar los valores negativos en julio, la remuneración de la facilidad de depósito favoreció un ligero aumento de su rentabilidad, al contrario de lo que declararon las entidades de la eurozona, que señalaron que la remuneración de la facilidad de depósito entre abril y septiembre tuvo un impacto adverso sobre su rentabilidad.

En cuanto al efecto de los fondos obtenidos en las operaciones de financiación a plazo más largo con objetivo específico (TLTRO), las entidades financieras de ambas áreas informaron de que habrían seguido favoreciendo un moderado aumento de su rentabilidad y una mejora de sus condiciones de financiación, aunque el impacto fue menos intenso que hace seis meses.

Según las entidades españolas, el impacto de estas tres medidas sobre la política crediticia y el volumen de financiación concedido estaría siendo ya "muy reducido o nulo".