Publicado 24/03/2020 14:49:16 +01:00CET

El Banco de España sancionó a cinco bancos en 2019 por actuaciones en materia hipotecaria

Fachada del edificio del Banco de España situada en la confluencia del Paseo del Prado y la madrileña calle de Alcalá.
Fachada del edificio del Banco de España situada en la confluencia del Paseo del Prado y la madrileña calle de Alcalá. - Eduardo Parra - Europa Press - Archivo

MADRID, 24 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Banco de España impuso multas a cinco bancos en 2019 por incumplir la normativa de transparencia y protección de la clientela en sus carteras hipotecarias, según recoge la Memoria de la Supervisión Bancaria publicada este martes.

Las razones fueron no entregar debidamente información precontractual y contractual, calcular erróneamente la tasa anual equivalente (TAE) por no incluir los gastos de formalización o los costes vinculados, realizar un control insuficiente de las gestorías o el indebido cobro de comisiones.

Al cierre de 2019, estaban además en curso expedientes contra una cooperativa y dos bancos por incumplimiento de la normativa de transparencia, así como otro a un banco para verificar si ha aplicado correctamente el Código de Buenas Prácticas.

En el ámbito de la supervisión prudencial, se abrió un expediente sancionador contra 41 cargos y directivos de una entidad sistémica por instrucción del Banco Central Europeo (BCE), al amparo de la normativa del Mecanismo Único de Supervisión (MUS). Dicho expediente, actualmente suspendido, se refiere a incumplimientos relativos a la consolidación prudencial y a los requerimientos de recursos propios.

En este ámbito también se sancionó a una entidad no sistémica y a ocho consejeros (inhabilitando a uno de ellos) por la comisión de una infracción muy grave en materia de gobierno corporativo y política de remuneraciones, y de otra grave en materia de control interno.

En cuanto a entidades supervisadas distintas a las de crédito, también se abrió expediente contra una sociedad de garantía recíproca y 32 cargos de administración y dirección por incumplimiento de un requerimiento previo en materia de control interno, que finalizó con la imposición de sanciones a la citada entidad y a 17 de sus consejeros y directivos.

Asimismo, se sancionó a un establecimiento de cambio de moneda y a su administrador único por incumplimientos de su normativa sectorial, así como a una entidad que realizaba actividades reservadas a las entidades de pago y a su administrador único.

Finalmente, se incoaron expedientes contra una entidad de pago, su administradora única y dos administradores de hecho; contra una entidad que realiza actividades reservadas a las entidades de crédito y sus administradores; contra otra entidad que no facilitó información al equipo de supervisión y contra una sociedad de tasación y cinco administradores y directivos.

58 REQUERIMIENTOS, 31 RECOMENDACIONES y 6 EXPEDIENTES SANCIONADORES

El organismo presidido por Pablo Hernández de Cos hizo 58 escritos de requerimientos en 2019, los cuales contenían 222 requerimientos específicos para las entidades supervisadas, y elaboró 31 escritos de recomendaciones.

Como resultado de cinco inspecciones realizadas en el ámbito del crédito hipotecario y una relacionada con la aplicación del Código de Buenas Prácticas del real decreto de medidas urgentes de protección de deudores hipotecarios sin recursos, el Banco de España abrió seis expedientes sancionadores en 2019, recoge la memoria.

Por materias, la supervisión del crédito al consumo continuó ganando importancia en la activad supervisora durante 2019, aunque mantuvieron su relevancia las actividades supervisoras en áreas como el crédito hipotecario, la transparencia de los servicios de pago, la actividad publicitaria, el funcionamiento de los servicios de atención al cliente o la actividad de los establecimientos que realizan operaciones de compraventa de billetes extranjeros y de cheques de viajero.

Dentro de la supervisión del crédito al consumo, se prestó especial atención a las tarjetas revolving, llevándose a cabo una actuación supervisora transversal que abarcó a 26 de las entidades más activas en la comercialización de este tipo de tarjetas, así como a la financiación para la adquisición de automóviles y al crédito vinculado al suministro de bienes o a la prestación de servicios.

Asimismo, se inició una actuación transversal para asegurar la correcta aplicación de la normativa de transparencia y protección de la clientela, así como las mejores prácticas bancarias en el crédito concedido en forma de posibilidad de descubierto en depósitos a la vista.

Respecto al crédito hipotecario, el Banco de España asegura que trabajó para garantizar la transparencia tanto en su comercialización como durante la vida del préstamo, poniendo especial atención en la protección de aquellos deudores hipotecarios que se encuentran ante graves dificultades económicas. De igual manera, continuó verificando la adecuada aplicación de las cláusulas suelo.

Por otra parte, el Banco de España emitió 441 escritos de requerimientos de cese o rectificación de la publicidad que no cumplía con los requisitos de la normativa.

Desde que en octubre de 2014 se asignaron al Departamento de Conducta de Mercado y Reclamaciones las competencias relativas a la supervisión de la conducta de las entidades, se realizaron 650 actuaciones supervisoras, que se materializaron en 26 expedientes sancionadores, 218 escritos de requerimientos y 469 escritos de recomendaciones.

Contador