Publicado 21/06/2022 12:57

Banco Sabadell revisará su objetivo de rentabilidad en 2023 tras alcanzarlo antes de lo previsto

César González-Bueno, Consejero Delegado del Banco Sabadell, durante su intervención en el curso de verano organizado por la APIE en la UIMP de Santander.
César González-Bueno, Consejero Delegado del Banco Sabadell, durante su intervención en el curso de verano organizado por la APIE en la UIMP de Santander. - APIE

No ve límite al crecimiento de la acción y tampoco fusiones en el horizonte

SANTANDER, 21 Jun. (EUROPA PRESS) -

El consejero delegado de Banco Sabadell, César González-Bueno, ha desvelado que el grupo probablemente revisará el año que viene los objetivos marcados en su plan estratégico, tras haber alcanzado un año antes de lo previsto la meta de rentabilidad fijada.

Según ha recordado durante su intervención este martes en el XXXIX Seminario de APIE 'Sostenibilidad y digitalización: las palancas de la recuperación', unos meses después de la fusión fallida con BBVA, González-Bueno se incorporó como consejero delegado y seguidamente, en mayo de 2021, se aprobó un nuevo plan estratégico que contemplaba alcanzar una rentabilidad sobre capital tangible (ROTE) del 6% en 2023.

Los gestores de Sabadell consideraban este objetivo "creíble pero ambicioso", teniendo en cuenta que en 2020 el beneficio fue de 2 millones de euros y la rentabilidad, del 0%. Sin embargo, el banco ha superado las expectativas y ha alcanzado la rentabilidad del 6,5% en el primer trimestre de 2022, superando el objetivo del 6% un año antes de lo previsto.

"Ahora todos los analistas nos están pidiendo que demos un nuevo 'guidance' al mercado y probablemente lo daremos el año que viene, porque si das 'guidance' más de una vez al año te pasas el día dando 'guidance' en vez de gestionando el banco", ha apuntado.

Durante su intervención, González-Bueno ha afirmado que la posición del sector bancario es ahora "claramente más favorable" a la que había anteriormente y se ha mostrado "razonablemente optimista" sobre el entorno.

Aunque considera que los resultados de los bancos van a mejorar, sí ha reconocido que la mayoría de entidades continúan cotizando por debajo de su valoración en libros, por lo que los beneficios de los bancos deberían aumentar para que estos puedan seguir desarrollando su negocio de forma natural.

El directivo ha celebrado que el mercado está valorando los esfuerzos de Sabadell en la consecución de objetivos del nuevo plan estratégico y en la reducción de costes acometida, lo que ha motivado que la acción del banco se haya pasado de 0,36 euros en el cuarto trimestre de 2020 a 0,58 euros en el segundo trimestre de 2021 y a 0,84 euros en la actualidad.

"Esto quiere decir que durante el plan estratégico la variación de la cotización ha sido de 2,3 veces, pero parece que aún hay recorrido (...). El mercado ha recuperado al confianza en el Banco Sabadell", ha sostenido.

Si bien ha recordado que no tiene la bola de cristal, González-Bueno ha asegurado que no ve en este momento límite al crecimiento de valor del banco. "Creo que esta subida de 2,3 veces en año y medio no es más que el principio", ha celebrado.

SIN COMPRAS NI VENTAS EN EL HORIZONTE

En cuanto a la posibilidad de que el banco vuelva a tantear participar en una operación de fusión cuando la cotización alcance su valor en libros, el consejero delegado de Sabadell ha reiterado que el grupo no está "en modo de comprar ni de vender", sino en modo de gestionar la entidad.

"No nos vamos a dejar distraer por aventuras de compras ni de ventas, ese es el mandato que tengo del consejo y es el mandato que vamos a ejecutar. No veo nada en el horizonte, ni compras ni ventas, solo gestión, gestión y gestión, servicio a los clientes y mejora de la rentabilidad", ha asegurado el directivo, quien ha valorado que el mercado considera que haber seguido en solitario ha sido "una buena opción" frente a la de fusionarse con BBVA.

El directivo tampoco ve posibles compradores para el Banco Sabadell, dado que las fusiones transfronterizas están todavía lejos y no existe una Unión Bancaria suficiente que permitiese aprovechar las sinergias de este tipo de operaciones.

Además, ha puesto en valor que Sabadell ha ejecutado un programa de reducción de costes que ha supuesto reducir un 22% la plantilla y un 25% las oficinas en un año, unas cifras que, en opinión de González-Bueno, se acercan a las que acompañan habitualmente a una fusión. "Hemos hecho los deberes por nuestra cuenta y no vemos el apetito, no vemos actividad", ha asegurado.

En cuanto a su filial británica TSB, el consejero delegado del grupo bancario ha descartado que Sabadell tenga intención de desinvertir en ella y ha resaltado su satisfacción con el equipo y el desempeño de la filial.

"Por tanto, no hay ninguna vocación de considerar una operación corporativa, pero ni en TSB, ni en México, ni en ninguna actividad del grupo. La razón es muy clara: cuando se plantearon todas estas cosas, la situación era muy distinta, estaban en rentabilidades negativas y había una percepción de que el grupo necesitaba capital. Ahora estamos en una situación holgada de capital, tenemos el apoyo del mercado y esas entidades están en resultados positivos crecientes. La respuesta es que no, que se queda", ha apostillado.

Contador