Publicado 17/11/2020 13:56CET

Banco Santander descarta protagonizar una operación de consolidación en el corto plazo

Rami Aboukhair, consejero delegado de Banco Santander en España
Rami Aboukhair, consejero delegado de Banco Santander en España - SANTANDER - Archivo

MADRID, 17 Nov. (EUROPA PRESS) -

El consejero delegado de Santander España, Rami Aboukhair, ha descartado que la entidad vaya a protagonizar alguna operación de consolidación en el corto plazo, después de que el baile de fusiones bancarias arrancara con la unión de Caixabank y Bankia, siguiera con la posible integración de Liberbank y Unicaja, y se acentuara ayer con la de BBVA y Sabadell.

Así lo ha indicado durante su intervención en el XXVII Encuentro del Sector Financiero organizado por Deloitte, ABC y Sociedad de Tasación, donde ha recordado que Banco Santander ya hecho la última "gran operación" del país con la adquisición de Banco Popular.

De igual forma, Aboukhair ha subrayado que la entidad está satisfecha con su tamaño y escala, así como con la cuota que aglutina en determinados negocios, como en el de pymes o en el de banca mayorista.

"A día de hoy nuestra única prioridad es mejorar el servicio y nuestras capacidades para llegar a los clientes, darles razones para que se queden y que nos recomienden", ha añadido el consejero delegado de Santander en España.

Por otro lado, ha explicado que el sector financiero está sufriendo "importantes cambios" y que recibe claramente una gran presión del regulador en cuanto al capital, mientras que las rentabilidades aún están lejos de las que quisiera y la presión sobre los costes es elevada.

"No hay un cambio de estrategia, pero sí en la forma de hacer las cosas. Tenemos que ser más eficientes, ahora también están apareciendo nuevos competidores que están cambiando los hábitos de los clientes", ha dicho, aunque ha destacado el valor que sigue aportando la red, la cual seguirá siendo siempre "un elemento fundamental".

Precisamente hace apenas unos días, Banco Santander trasladó a los sindicatos su intención de acometer un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para un máximo de 4.000 personas, es decir, el 14,78% de su plantilla en España, y de reubicar a otros 1.090 empleados.

También planteó a la representación sindical la necesidad de cerrar en torno al 30% de su red de sucursales en España, es decir, entre 900 y 1.000 oficinas. La entidad cuenta con 3.110 oficinas repartidas por el territorio español, según los últimos datos disponibles correspondientes al cierre del pasado mes de septiembre.

Contador