Publicado 19/11/2021 12:28CET

Barclays espera que la inflación se desacelere para el segundo semestre de 2022

Archivo - Barclays (sede, logo)
Archivo - Barclays (sede, logo) - BARCLAYS - Archivo

MADRID, 19 Nov. (EUROPA PRESS) -

El banco británico Barclays espera que la inflación se desacelere el año que viene, especialmente durante el segundo semestre, después de la subida que ha experimentado en los últimos meses en los países desarrollados.

Así lo ha destacado en su informe de perspectivas para 2022, que ha sido publicado recientemente. La entidad argumenta que las subidas en los últimos tres meses son de hasta el 37% en energía y del 9% en alimentación, en tanto que el precio de los coches usados ha aumentado hasta un 42%.

Además, destaca que hay más de una razón que explica la subida de la inflación, como la explosión de la demanda después del confinamiento o los problemas en la cadena de suministro a nivel global, entre otras.

Los inversores en renta fija han reaccionado a la inflación adelantando las subidas de tipos por parte de los bancos centrales en los países desarrollaros, pero estos no creen que sea necesaria una subida muy alta como para controlar la subida de los precios y que esta se sitúe en torno al objetivo del 2%, subraya.

El banco británico espera un crecimiento de la economía global del 6% para 2021 y del 4,4% para 2022 y destaca que, si bien el crecimiento se ralentizará de cara al año que viene, sigue siendo fuerte si se compara con los estándares prepandémicos.

Los mercados desarrollados serán, probablemente, los que lideren las cifras al beneficiarse del apoyo fiscal y de la política monetaria expansiva. La eurozona, por ejemplo, se desacelerará en el cuarto trimestre después de un tercero bastante fuerte, pero seguirá creciendo por encima de la tendencia durante varios trimestres.

Por el contrario, Barclays espera para China un crecimiento del 4,7% en 2022 después del avance de en torno al 7,8% que tendrá este año, penalizada por su enfoque de "cero tolerancia" a los casos de coronavirus, que dificultan la actividad económica debido a los confinamientos.

La ralentización en su sector inmobiliario es un problema que el país arrastrará en 2022, con una demanda débil y una caída en la inversión, aunque la entidad no espera una crisis sistémica.

En cuanto a los mercados, la entidad espera unos beneficios empresariales aún más fuertes, que en Europa se elevarán un 6,2% en 2022, en tanto que recomiendan sobreponderar mercados emergentes, así como en valores del sector financiero, el sanitario y las grandes tecnológicas en Estados Unidos. Barclays espera, en general, una subida limitada de la renta variable estadounidense.

El sector de consumo básico y el de comunicación, a excepción de las grandes compañías tecnológicas mencionadas, están infraponderadas, así como 'utilities' e inmobiliario.

En Europa, la entidad está sobreponderada en energía, consumo discrecional y el sector financiero, e infraponderada en salud, comunicación e inmobiliario.

Contador