Publicado 30/01/2024 11:14

BBVA espera seguir aumentando su beneficio en 2024, después de superar en 2023 los 8.000 millones de euros

Archivo - El CEO BBVA, Onur Genç, interviene durante un encuentro sobre el sector bancario europeo, organizado por la Asociación Española de la Banca (AEB), en la Fundación Rafael del Pino, a 22 de noviembre de 2023, en Madrid (España).
Archivo - El CEO BBVA, Onur Genç, interviene durante un encuentro sobre el sector bancario europeo, organizado por la Asociación Española de la Banca (AEB), en la Fundación Rafael del Pino, a 22 de noviembre de 2023, en Madrid (España). - Alejandro Martínez Vélez - Europa Press - Archivo

El banco prevé ejecutar nuevos programas de recompra para distribuir entre sus accionistas el exceso de capital que posee

MADRID, 30 Ene. (EUROPA PRESS) -

El consejero delegado de BBVA, Onur Genç, ha afirmado que la entidad prevé seguir aumentado su beneficio neto en 2024, después de que en 2023 haya superado los 8.000 millones de euros en ganancias, el mejor resultado de la historia del banco.

"A nivel grupo, nuestras previsiones incluyen que el beneficio neto siga creciendo en 2024, el RoTE (rentabilidad sobre fondos propios tangibles) se eleve por encima de los niveles registrados en 2023, cuando cerró en el 17%, mientras que la ratio de eficiencia sea mejor que el objetivo a largo plazo establecido por el banco del 42%", ha señalado Genç en la conferencia ante analistas para presentar los resultados del pasado ejercicio.

Con respecto a las previsiones para España, la directora financiera, Luisa Gómez ha asegurado que el banco sigue siendo "muy optimista" en relación con la evolución del negocio en el país. Así, BBVA prevé que el margen de intereses siga creciendo un dígito de media en 2024, en torno al 5%.

Esto se basa en la previsión de que se mantenga la repreciación de las carteras crediticias a la par que se contiene el deterioro del coste de depósitos.

Además, la entidad prevé que el crecimiento de los costes se ralentice al 5% y que el ratio de eficiencia esté por debajo del 40%. Asimismo, estima que el coste de riesgo en España se mantenga en torno a 40 puntos básicos, lo que supone un nivel "bastante contenido" en un entorno que seguirá siendo de tipos de interés altos durante una parte del ejercicio.

Por otro lado, Genç ha vuelto a insistir que al banco "no le gusta operar con exceso de capital" y que la intención es devolver este exceso a los accionistas, como ya ha realizado a lo largo de estos años.

Ha explicado que la generación orgánica de capital del banco es "muy robusta", de 50 puntos básicos, y que el objetivo es seguir generando capital de forma orgánica en alrededor de 70 puntos básicos, así como mantenerse en la parte "alta" del objetivo del 12% de ratio de capital CET1 'fully loaded'.

Como consecuencia, el banco prevé seguir ejecutando nuevos programas de recompras de acciones, así como repartos extraordinarios de dividendos para reducir el exceso de capital.

Sobre la política de retribución del accionista de repartir el 40% en dividendo en efectivo y el 10% a través de recompras, Genç ha señalado que el porcentaje de recompras dependerá del precio de la acción y la posibilidad de crear valor para los accionistas.

"Nuestra opinión es que el valor de la acción de BBVA en Bolsa debería ser mucho más alto. Queda mucho margen para alcanzar el valor contable, así que todavía hay margen para hacer recompras", ha insistido al respecto, si bien ha indicado que estas decisiones dependen del consejo de administración y la junta de accionistas.

SITUACIÓN DE TURQUÍA

Por otro lado, Genç ha indicado que el banco prevé que Turquía, donde el banco opera a través de su filial Garanti, abandone la contabilidad por hiperinflación en dos o tres años, basándose para ello en la vuelta a la "ortodoxia monetaria" del nuevo equipo económico del país. "Lo que hemos visto en los últimos seis meses en Turquía, de hecho, supera nuestras previsiones más optimistas. La vuelta a la ortodoxia monetaria parece que está funcionando", ha defendido.

"Están haciendo lo que tienen que hacer. Están muy enfocados en el déficit fiscal y en la inflación. Si continúan en ese camino, que es nuestro escenario base, entonces Turquía volvería a la normalidad de aquí a dos o tres años, que es la previsión que también tiene el Gobierno turco", ha agregado.

Así, la estrategia del equipo económico de Turquía prevé que la inflación se sitúe en el 33% en 2024 y que en 2025 baje al 15%, si bien Genç no descarta que haya algún "margen de error" en relación con estas previsiones.

Sin embargo, ha resaltado que cuando Turquía consiga reducir la inflación, tendrá un "gran potencial". De hecho, esta geografía aportó 528 millones de euros al beneficio del grupo, teniendo en cuenta la contabilidad por hiperinflación. Si no estuviera bajo esta modalidad, el beneficio sería de 2.000 millones de euros en divisa local.

Contador