Publicado 30/05/2024 16:32

BBVA publica objetivos de reducción de emisiones para 2030 para los sectores inmobiliario y de aluminio

Fachada del edificio ‘La Vela’, en la ciudad del BBVA, a 30 de abril de 2024, en Madrid (España).
Fachada del edificio ‘La Vela’, en la ciudad del BBVA, a 30 de abril de 2024, en Madrid (España). - Ricardo Rubio - Europa Press

MADRID, 30 May. (EUROPA PRESS) -

BBVA ha ampliado sus objetivos intermedios de reducción de emisiones para 2030 a los sectores inmobiliarios en España y el aluminio a nivel global, según han informado en un comunicado.

Estos se añaden a la lista de objetivos en ocho sectores intensivos en emisiones fijados por la entidad financiera anteriormente: petróleo y gas; generación de electricidad; autos; acero; cemento; carbón; aviación y transporte marítimo.

Dentro de la cartera inmobiliaria del grupo, España representa el 70% de la financiación al sector a nivel global. BBVA se ha marcado objetivos diferentes, según el segmento inmobiliario del que se trate. En este sentido, para el inmobiliario empresarial, el objetivo es reducir entre 2023 y 2030 la intensidad de su cartera de financiación en un 44%. Para el segmento hipotecario, el objetivo de reducción para ese periodo es del 30%.

En el caso del aluminio, el banco fija su objetivo de alinear su cartera de financiación a la trayectoria de descarbonización determinada por el Instituto Internacional del Aluminio (IAI, por sus siglas en inglés) de reducción de las emisiones en el mundo de un 28% hasta 2030. Es decir, alcanzar una desviación porcentual (delta) del 0% o inferior respecto a dicha senda de descarbonización en 2030.

El sector inmobiliario representa un 37% de las emisiones de dióxido de carbono equivalente (CO2e) en todo el mundo, según el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, por lo que su descarbonización es "crítica" de cara a cumplir los objetivos climáticos globales fijados en el Acuerdo de París para 2050, señala BBVA a través de un comunicado.

No obstante, esta descarbonización representa un "reto complejo" debido a la naturaleza del sector. BBVA explica que la reducción en las emisiones de los inmuebles depende de "muchos y variados factores", entre ellos, la mejora de la eficiencia energética de los inmuebles para reducir la demanda energética, la electrificación del consumo energético y el incremento de penetración de energías renovables a través del autoconsumo o de mayor instalación de energías renovables en el sistema eléctrico.

En el caso del aluminio, un metal "clave" en los procesos industriales y cuya demanda se espera que crezca un 40% hasta 2030, representa el 2% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero y es un sector intensivo en emisiones debido al elevado uso de energía en sus procesos de producción primaria.

"La palanca clave para reducir las emisiones del sector es la descarbonización del suministro eléctrico. Sin embargo, dado que alrededor del 55% de la energía consumida por el sector a nivel mundial es autogenerada, muchas de estas emisiones dependen de la propia industria", explica la entidad usando datos de diferentes organismos internacionales.

Contador