Publicado 06/09/2023 14:18

BlackRock declara su preferencia por la deuda pública a corto plazo frente a la corporativa

Archivo - Interior del Palacio de la Bolsa de Madrid, a 23 de diciembre de 2022, en Madrid (España).
Archivo - Interior del Palacio de la Bolsa de Madrid, a 23 de diciembre de 2022, en Madrid (España). - Marta Fernández Jara - Europa Press - Archivo

MADRID, 6 Sep. (EUROPA PRESS) -

La gestora estadounidense BlackRock ha aumentado este miércoles su recomendación sobre la deuda pública a corto plazo con rentabilidades "atractivas" y ha rebajado la de la de la deuda corporativa, en tanto que mantienen la cautela respecto a los bonos a largo plazo, incluso a pesar del aumento de las rentabilidades.

A través del último comentario semanal sobre el estado de los mercados elaborado por el BlackRock Investment Institute (BII), la gestora ha expresado que siguen viendo que los inversores exigen una mayor compensación por mantener deuda a largo plazo, dada la mayor inflación, la mayor volatilidad macroeconómica y los crecientes niveles de deuda. Por la misma razón, desde la firma priorizan los bonos vinculados a la inflación.

Estas preferencias se producen, según BlackRock, en un contexto de mercado marcado por la recuperación la pasada semana de los índices bursátiles de EEUU y la caída del interés de los bonos a diez años tras haber tocado máximos desde 2007.

Por su parte, ha apuntado el informe de la firma, los datos de empleo mostraron que el mercado laboral estadounidenses se está normalizando después de que la tasa de desempleo de agosto repuntase tres décimas y se situase en el 3,8%.

En ese sentido, el interés del bono estadounidense a dos años cotizaba este miércoles al filo del 5%, en tanto que en Europa el rendimiento del alemán, para el mismo plazo de tiempo, se situaba en el 3,05%; el francés en el 3,31%; el español en el 3,42% y el italiano en el 3,72%.

Esta semana el interés de los mercados girará en torno a los últimos datos macroeconómicos de China, según el estudio, ya que permitirán calibrar la pérdida del impulso económico del gigante asiático.