Publicado 28/06/2024 18:54

Daniel Gómez (Mapfre AM): "Es el momento de aumentar duración y favorecer tramos cortos y medios"

Archivo - Sede Social MAPFRE en Majadahonda (Madrid).
Archivo - Sede Social MAPFRE en Majadahonda (Madrid). - MAPFRE - Archivo

MADRID, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

El gestor de renta fija de Mapfre AM (brazo inversor del grupo asegurador), Daniel Gómez, ha expresado sobre el estado actual de los mercados de deuda que "es el momento de aumentar duración y favorecer a los tramos corto y medio de la curva", así como el de invertir en emisores de alta calidad crediticia.

En ese sentido, Gómez ha enmarcado que, tras la reciente bajada de tipos de interés -hasta el 4,25%- del Banco Central Europeo (BCE), las cortas previsiones de crecimiento económico para la eurozona y la premisa de que la inflación, especialmente la subyacente, siga su senda descendente, se pueden esperar dos recortes adicionales por parte del 'guardián del euro' en lo que resta de año.

De su lado, la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos parte de unas circunstancias distintas: con una economía más acelerada y la fortaleza del mercado laboral se antoja más difícil controlar la inflación, por lo que Gómez limita a uno -o incluso ninguno- los recortes de tipos -que se sitúan ahora en la horquilla del 5,25-5,5%-, un descenso del 'precio del dinero' que, además, tendría que esperar a después de las elecciones presidenciales de noviembre, ha aclarado Gómez.

Por otra parte, el gestor ha señalado que el BCE no podría desligarse mucho de su homólogo estadounidense si este no acompaña en el proceso de relajación de la política monetaria.

Sobre el impacto en los mercados de estas previsiones, Gómez ha señalado que se produciría una relajación de las rentabilidades negociadas, especialmente a corto plazo, mientras que la renta variable seguiría encontrando soporte en los niveles actuales.

En consecuencia, ha aducido que es el momento de aumentar moderadamente la duración en los activos de deuda, favoreciendo tramos medios y cortos de la curva de tipos e invirtiendo en emisores de reconocida solvencia.

Pese a sus vaticinios, Gómez ha recordado a modo de advertencia que "siempre existe el riesgo de acontecimientos imprevistos que alteren este escenario central".

En una panorama más amplio, Gómez ha puesto el foco en que unos de los principales riesgos que deben tener en cuenta los inversores son "el aumento de los desequilibrios macroeconómicos, en general, y el sobreendeudamiento de las economías nacionales, en particular", en tanto que los mercados han sido "muy complacientes al respecto" por el apoyo de los bancos centrales a los gobiernos.

"Una vez que los bancos centrales empiezan a retirarse de los mercados de deuda", ha aseverado Gómez, "los estados necesitan tasas de crecimiento económico aceptables y cierta disciplina presupuestaria para no sufrir en los mercados".

En esa línea, ha alertado que el "frágil equilibrio" entre la elevada liquidez del mercado y la voluntad de los bancos centrales de dar estabilidad puede romperse fácilmente si se percibe el riesgo de menor disciplina fiscal a la vista de la reacción de los inversores con la convocatoria anticipada de elecciones en Francia y sus posibles consecuencias.

Contador