Publicado 12/02/2024 11:38

DBRS cree que el margen de interés de la gran banca española tocará techo en el primer semestre de 2024

Archivo - Logo de la firma de calificación DBRS Morningstar.
Archivo - Logo de la firma de calificación DBRS Morningstar. - DBRS MORNINGSTAR - Archivo

La rentabilidad de las grandes entidades se elevó al 17,2% en 2023

MADRID, 12 Feb. (EUROPA PRESS) -

DBRS Morningstar ha elaborado un informe sobre los resultados de la gran banca española, donde ve probable que el margen neto de intereses tocará techo en el primer semestre de 2024, así como que sus niveles de rentabilidad se mantendrán estables frente a 2023.

En el informe, la agencia analiza los resultados de los principales bancos españoles (Santander, BBVA, Caixabank, Banco de Sabadell, Bankinter, Unicaja y Cajamar) en 2023 y concluye que son "sustancialmente mejor" que los presentados en 2022 gracia el entorno de tipos altos de interés, lo que ha conllevado que haya registrado una rentabilidad sobre fondos propios (RoE) del 17,2% de media, frente al 12,9% de 2022 o el 11,2% de 2021.

Sin embargo, indica que el beneficio neto agregado en España solo del cuarto trimestre disminuyó frente al tercer cuarto de año, debido, en gran parte, a la contribución anual al Fondo de Garantía de Depósitos, así como por mayores deterioros de activos dudosos.

"Para 2024, esperamos que los márgenes netos por intereses en España se mantengan estables o aumenten ligeramente, puesto que una gran proporción de préstamos a clientes todavía no se han repreciado a tasas más altas", señala la agencia. Sin embargo, esto se verá compensado en parte por mayores costes por el pasivo y la estabilidad en el aumento del crédito. De esta forma, cree "probable" que el margen de intereses toque techo en el primer semestre de 2024.

Sobre la rentabilidad, DBRS espera que gran parte de la mejora observada en 2023 "se mantenga en el futuro" gracias a una base de tipos de interés más altas, un crecimiento de la cartera crediticia una vez que las tasas comiencen a moderarse, un control de costes "adecuado" y un coste de riesgo "modesto".

Sobre este último punto, la agencia señala que el coste de riesgo se mantuvo "por debajo" de lo esperado, a pesar del entorno macroeconómico "incierto y desafiante". De esta forma, el coste del riesgo de estos bancos se situó en una media de 44 puntos básicos, ligeramente por encima de los 42 puntos básicos de 2022, pero por debajo de los 57 puntos básicos en los que estaba en 2021. Además, está en línea con la media del sector europeo.

Con respecto a la calidad de los activos en 2024, DBRS también espera que se mantenga estable o incluso que mejore "ligeramente" gracias al descenso previsto de los tipos de interés, algo que podría producirse en el segundo semestre del año, compensado, sin embargo, por una desaceleración de la economía española.

Contador