Publicado 31/03/2021 12:24CET

Deutsche Bank prevé un crecimiento del PIB español del 4,5% para 2021 y del 6,5% para 2022

Archivo - Logo de Deutsche Bank
Archivo - Logo de Deutsche Bank - Andreas Arnold/dpa - Archivo

MADRID, 31 Mar. (EUROPA PRESS) -

Deutsche Bank prevé un crecimiento del PIB español del 4,5% en 2021 y del 6,5% en 2022, una previsión menos optimista para este año que la que hacen otras instituciones como el Banco de España y la OCDE, que esperan un crecimiento para 2021 del 6% y del 5,7%, respectivamente.

El director de información de Deustche Bank, Christian Nolting, ha explicado en un informe remitido este miércoles que prevé que el crecimiento del PIB a nivel mundial repunte en el segundo y el tercer trimestre de este año, con los programas de vacunación en marcha en muchos países.

Para Estados Unidos, la entidad prevé una subida del 5%, el nivel más alto desde 1984, en tanto que la de la zona euro será de un 3,5% y la de Japón, de un 2,5%. Estas cifras suponen una revisión al alza para EE.UU., que contaba con una previsión de crecimiento del 4%, mientras que para la Eurozona baja dos puntos porcentuales, desde el 5,5%.

Deutsche Bank prevé fuertes subidas para los mercados emergentes, con un crecimiento del 8,7% para China y un 11% para India, que según Notling están en condiciones de beneficiarse de una mayor demanda por parte de EE.UU. y de la subida de los precios de las materias primas.

No obstante, Nolting ha señalado que si bien se va a registrar una recuperación de la economía mundial, no se va a volver a los niveles anteriores a la pandemia "en cuatro días". "No vamos a volver en cuatro días a una economía mundial a la anterior a la pandemia y es posible que el proceso de normalización no sea fluido", ha señalado.

En cuanto a la inflación, una de las preocupaciones de economistas e inversores, la entidad tiene una perspectiva "benigna" y espera que repunte este año, como consecuencia de la subida de los precios del petróleo, que fueron muy bajos en 2020. De todas formas, Nolting cree que la subida de los precios será transitoria y que, probablemente, no durará mucho.

La vuelta a la normalidad en términos de política monetaria podría llegar en EE.UU. en el primer trimestre del 2022, con una subida de tipos de interés antes de 2023, si bien podría tardar más en la zona euro.

Nolting cree que es improbable que haya una reducción oficial de los estímulos, aunque es posible que el Banco Central Europeo (BCE) trate de calibrar los distintos programas de compras de activos este año. Lo que sí disminuirá será el impulso fiscal europeo.

En renta variable, Deutsche Bank prevé que se registren "algunas ganancias" en los próximos 12 meses, ya que la subida de las rentabilidad de la renta fija "no bastaría" para reducir el atractivo de las acciones.

En Europa, coloca el sector financiero, las tecnologías de la información, las industriales y los materiales en 'sobreponderar', en tanto que el consumo estable, los servicios de comunicación, las 'utilities' y el sector inmobiliario se sitúan en 'infraponderar'.

La asistencia sanitaria, el consumo cíclico y la energía, por su parte, permanecen en una situación neutral.

TEMAS DE INVERSIÓN CLAVE

En el informe, Nolting ha explicado que los temas de inversión clave de la entidad se sitúan en torno a tres dimensiones: tecnología, demografía y sostenibilidad, TEDS, por sus siglas en inglés, y ha defendido que son temas con relevancia inmediata y a largo plazo.

En cuanto a tecnología, destacan la ciberseguridad y la inteligencia artificial, así como el avance del 5G, mientras que en demografía destacan la movilidad, las infraestructuras y los millenial.

La sostenibilidad, por su parte, comprende asuntos como la inversión con criterios medioambientales, sociales y de buena gobernanza (ESG), la sanidad, la economía azul --la que reconoce el valor de mares y océanos-- y la gestión de los recursos.

Contador