Publicado 31/03/2021 11:46CET

Economía.- (AMP) Azuaga asegura que el ajuste de empleo en Unicaja tras la fusión se analizará "con rigor y seriedad"

Junta de accionistas de Unicaja Banco, celebrada en Málaga el 31 de marzo de 2021.
Junta de accionistas de Unicaja Banco, celebrada en Málaga el 31 de marzo de 2021. - UNICAJA BANCO

La fusión se materializará previsiblemente al inicio del segundo semestre

MADRID, 31 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Unicaja Banco, Manuel Azuaga, ha asegurado que las medidas que puedan afectar a la plantilla del banco con motivo de la fusión con Liberbank se analizarán "con rigor y seriedad", dando cumplimiento a la normativa y con el mayor acuerdo posible entre las partes.

Así lo ha puesto de manifiesto durante la junta extraordinaria de accionistas del banco, en la que se ha aprobado la operación de fusión entre Unicaja Banco y Liberbank, en respuesta a las cuestiones relativas al impacto de la misma sobre el empleo, planteadas por tres accionistas que han intervenido en representación de Suma+t, Cesica y Comisiones Obreras.

"Puedo asegurarles que las cuestiones relativas a la plantilla se analizarán con el rigor y la seriedad que se requiere, como siempre hemos actuado, y por supuesto dando cumplimiento a la normativa y con el mayor acuerdo posible entre las partes", ha asegurado Azuaga.

El presidente del banco ha reiterado el compromiso que trasladó en la junta general que se celebró el pasado mes de octubre, en la que señaló que, "como práctica tradicional de la entidad, desde hace años toda intervención en el marco de las relaciones laborales se lleva a cabo respetando los procedimientos legales y especialmente los relativos a los derechos de información y consulta de los derechos de los trabajadores".

Según ha recordado, dicha respuesta fue ratificada en el proyecto común de fusión sometido a la aprobación de la junta, que recoge que las entidades participantes en la fusión darán cumplimiento a sus obligaciones de información y de consulta a la representación legal de los trabajadores, como también se refirieron a ello el propio Azuaga y el consejero delegado de Liberbank, Manuel Menéndez, en la rueda de prensa del 30 de diciembre que se celebró con motivo de la aprobación de la operación por parte de los consejos de administración.

"En definitiva, para la integración de las plantillas se mantendrán las correspondientes reuniones y negociación con la representación legal de los trabajadores para desarrollar dicha integración con el mayor acuerdo posible entre las partes", ha sostenido el presidente de Unicaja Banco.

En cuanto a las referencias a la plantilla que aparecen en el proyecto de fusión, que al representante de CC.OO. le han parecido "escasas", Azuaga ha explicado que en el momento de suscribir el texto no podía recogerse una información más concreta que decir que las eventuales decisiones se aplazarán a un momento posterior y cumpliendo con la normativa laboral.

El representante de CC.OO. ha ofrecido su colaboración y se ha mostrado a favor de la fusión entre Unicaja y Liberbank, valorando que es una de las operaciones que menos duplicidad en las redes presenta, lo que puede ser favorable para el impacto en el empleo.

De su lado, el portavoz de Suma+t ha manifestado su confianza en la implicación del presidente de Unicaja Banco con la plantilla y le ha dado un "voto de confianza", resaltando la importancia de "navegar en la misma dirección, avanzando y creciendo", al tiempo que ha pedido al banco que siga apostando por su modelo de gestión y no por el de Liberbank.

Por su parte, el representante de Cesica ha dado su apoyo a Unicaja en la fusión que le convertirá en el quinto banco del país y también ha mostrado su confianza en Azuaga para que el futuro laboral sea "consensuado y sin medidas traumáticas".

Tras la aprobación por parte de la junta extraordinaria de accionistas, la fusión entre Unicaja Banco y Liberbank queda pendiente de la obtención de la aprobación de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), el Banco de España, el banco Central Europeo (BCE), la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP) y la ministra de Asuntos Económicos.

Será entonces cuando se procederá a los trámites administrativos oportunos para formalizar la fusión y se materialice el canje de acciones acordado, lo que está previsto para principios del segundo semestre de 2021, momento en el que se iniciará la integración tecnológica y operativa de ambas entidades.

UN "HITO TRASCENDENTAL Y CRUCIAL" EN LA HISTORIA DE UNICAJA BANCO

El presidente de Unicaja Banco ha señalado en su discurso que la junta extraordinaria, que se centra en la aprobación de la fusión con Liberbank, representa "un hito crucial y trascendental" en la historia de la entidad.

Según ha relatado, el proyecto de fusión está alineado con las expectativas del BCE, se basa en un plan de negocio y de integración "creíble", mejora la sostenibilidad del modelo de negocio y cumple con unos "estándares elevados" de gobernanza y de gestión de riesgos, al tiempo que resulta una alternativa adecuada para afrontar los retos y exigencia derivados del contexto económico, que está generando una presión sin precedentes para la rentabilidad del sector que se ha visto acentuada por el impacto de la pandemia.

"La capacidad contrastada (de Unicaja Banco) no exime de centrar el foco de análisis, con vistas al futuro, en el crecimiento del negocio rentable, manteniendo la cultura de prudencia que ha caracterizado a nuestra entidad, y ello con el propósito de potenciar, de manera estructural, la aportación de valor a los accionistas. Precisamente la búsqueda de esos objetivos ha favorecido la reactivación del análisis de la operación corporativa con Liberbank, por entender que la misma encajaba con la visión estratégica de Unicaja Banco y con su aspiración de mejora del posicionamiento competitivo de la entidad", ha sostenido.

Azuaga ha apuntado que las principales ventajas de la operación son la alineación con los objetivos corporativos, la consecución de un posicionamiento relevante en el panorama nacional, compatible con el mantenimiento de la vinculación territorial, y el incremento de la capacidad para generar sinergias.

"Considero que el proyecto de fusión reúne todos los requisitos para asegurar el cumplimiento de las expectativas avanzadas, a través de la configuración de una nueva entidad con una situación de fortaleza financiera y un mayor tamaño que permitirá afrontar mejor los desafíos a los que se enfrenta el sector, potenciar la aportación de valor a los accionistas, y continuar apoyando la recuperación económica del país, manteniendo la cercanía y vinculación al territorio como valores identificativos", ha destacado Azuaga.

Contador