Publicado 18/11/2020 10:49CET

Economía.- (AMP) Banco de España pide a las entidades estar preparadas, porque es inevitable que los dudosos aumenten

La subgobernadora del Banco de España, Margarita Delgado, en XXVII Encuentro del Sector Financiero
La subgobernadora del Banco de España, Margarita Delgado, en XXVII Encuentro del Sector Financiero - EUROPA PRESS

MADRID, 18 Nov. (EUROPA PRESS) -

La subgobernadora del Banco de España, Margarita Delgado, ha pedido a las entidades financieras que estén preparadas ante el "inevitable" aumento de los dudosos en los próximos trimestres, incluso en el escenario más optimista.

Así lo ha puesto de manifiesto Delgado durante su intervención en el segundo día del XXVII Encuentro del Sector Financiero, organizado por Deloitte, 'ABC' y Sociedad de Tasación.

Al mismo tiempo, ha lamentado que la crisis del coronavirus haya provocado que la ruta de reducción de activos problemáticos se haya interrumpido este 2020. En este sentido, aunque ha reconocido el gran esfuerzo realizado en los últimos años, también ha añadido que han tenido mucho que ver las actuaciones supervisoras.

"Es cierto que por el momento no se ha producido un aumento de la ratio de morosidad, en gran medida porque el crecimiento del crédito ha compensado la entrada de crédito en dudoso y, evidentemente, por las medidas adoptadas", ha explicado.

Tal y como ha relatado, gobiernos, supervisores, bancos centrales y reguladores han actuado de modo coordinado para asegurar que el crédito fluya desde el estallido de la crisis.

En su opinión, "puede parecer un tanto contradictorio que los supervisores estén demandando que el grifo del crédito se mantenga bien abierto en un contexto de crisis como el actual".

Sin embargo, ha explicado que la gran diferencia en esta ocasión está en el carácter exógeno de la crisis. "El parón de la economía ha estado provocado por las medidas de control de la pandemia, y no por desequilibrios macroeconómicos o financieros", ha detallado.

Así, ha asegurado que sin las medidas adoptadas se hubiera producido inevitablemente una crisis de liquidez para muchas compañías y autónomos, por lo que el objetivo ha sido evitar que una crisis de liquidez acabe derivando necesariamente en una de solvencia.

CAPACIDADES CLAVE PARA EVALUAR ACREDITADOS CON PROBLEMAS

El sector financiero ha sido fundamental para la correcta canalización de fondos y aplicación de moratorias, gracias a su papel como intermediarios, su conocimiento profundo de las necesidades financieras de su clientela y su capacidad para analizar la solvencia empresarial en difíciles circunstancias.

Delgado ha pedido que estas capacidades sean utilizadas ahora para la situación de aquellos acreditados que manifiesten dificultades financieras.

Tras la fase inicial de la enfermedad y ante una nueva ola, Delgado ha asegurado que la pandemia está todavía lejos de ser controlada.

Precisamente por estas circunstancias, y dentro del marco de ayudas extraordinario autorizado por la Comisión Europea, se ha adaptado la normativa para permitir la extensión por un año del periodo de carencia, y por hasta tres años el vencimiento, de la financiación con aval ICO.

En este contexto, la renegociación de deudas con acreditados que sigan sufriendo un deterioro de sus ingresos estará justificada en muchas ocasiones, pero reclama también afrontar el hecho de que la salida de la crisis producirá inevitablemente cambios estructurales. "No toda la actividad económica podrá recuperar los niveles anteriores", ha remarcado.

La subgobernadora ha explicado que normalmente ha reclamado a la banca que reduzca los activos improductivos y que libere recursos de personal para asignar capital a actividades más productivas con el objetivo de mejorar la rentabilidad.

Sin embargo, ha indicado que las entidades financieras deberán ahora dedicar una cantidad creciente de recursos al análisis y gestión de riesgo, incluyendo la gestión activa de renovaciones y renegociaciones con aquellos clientes que, casi con certeza, no puedan cumplir con las condiciones contractuales originarias.

Para Delgado, la reestructuración de deuda puede ser una opción adecuada para el caso de empresas muy endeudadas que tengan un modelo de negocio viable, pidiendo así discriminar situaciones en las que una ayuda puntual pueda resolver la situación, de otras más estructurales. "La evaluación de la situación financiera de estos clientes no es una tarea sencilla", ha admitido.

SALIDA ORDENADA PARA EMPRESAS QUE NO TENGAN VIABILIDAD

En cualquier caso, el Banco de España ha asegurado que será fundamental que las entidades se anticipen al vencimiento de las operaciones, identifiquen tempranamente aquellos acreditados que no puedan retomar el pago de la financiación a medio plazo y reconozcan las provisiones que sea preciso dotar para cubrir situaciones de no viabilidad.

"Pese a reconocer que la supervivencia de las empresas en este contexto es una prioridad, para el caso de empresas sin un modelo de negocio viable, deberá buscarse una salida ordenada del mercado", ha recalcado.

Contador