Publicado 30/07/2020 13:57:44 +02:00CET

Economía/Finanzas.- (AMP) BBVA espera terminar el año con beneficios y confirma que no pagará dividendo este año

El consejero delegado de BBVA, Onur Genç.
El consejero delegado de BBVA, Onur Genç. - BBVA

No pagará 'scrip dividend', pero el dividendo en efectivo que pague a partir de 2021 podría ir acompañado de una recompra de acciones

MADRID, 30 Jul. (EUROPA PRESS) -

El consejero delegado de BBVA, Onur Genç, ha afirmado que el grupo espera cerrar el año 2020 con resultados "claramente positivos" y ha confirmado que la intención del banco es reanudar el pago de dividendos 100% en efectivo a partir de 2021, una vez que desaparezcan las incertidumbres asociadas a la crisis del coronavirus y el Banco Central Europeo (BCE) elimine su 'veto'.

Así lo ha indicado durante la rueda de prensa de presentación de resultados del primer semestre de 2020, en el que BBVA presentó pérdidas de 1.157 millones tras provisionar en el primer trimestre 2.084 millones de euros por el deterioro del fondo de comercio de Estados Unidos. Sin ese impacto, el beneficio fue de 928 millones, un 57,8% inferior a tipos de cambio constantes y un 62% menos en corrientes.

"Esperamos cerrar el año con resultados claramente positivos a nivel grupo y, por supuesto en España. Las cifras negativas que estamos viendo en el beneficio atribuido es por ese deterioro del fondo de comercio, que no afecta a liquidez ni a nada (..), pero incluso con eso vamos a cerrar el año con un resultado positivo", ha explicado Genç.

Respecto a las provisiones específicas por Covid-19, que han ascendido a 1.460 millones en el primer trimestre y 644 millones en el segundo trimestre, el consejero delegado ha asegurado que la mayor parte de las dotaciones ya se ha realizado, por lo que en la segunda mitad del año "van a ser mucho menores", si bien ha reconocido que "todavía hay mucha incertidumbre" y todo dependerá de la evolución de la pandemia y los confinamientos.

En cuanto al dividendo, el consejero delegado ha recordado que el consejo de administración estableció en abril una nueva política de dividendos, consistente en no realizar pagos hasta que desaparezcan las incertidumbres por el Covid-19 y nunca en el año fiscal 2020, por lo que BBVA está alineado con la recomendación del BCE de no pagar dividendos en efectivo, al menos, hasta el 1 de enero de 2021.

En la misma línea, el director financiero del grupo, Jaime Sáenz de Tejada, ha recordado que BBVA fue uno de los pocos bancos que pagó completamente el dividendo previsto con cargo a 2019, mientras que el dividendo con cargo a los resultados de 2020 lo decidirá el consejo de administración en 2021. "En absoluto descartamos la posibilidad de pagar un dividendo con cargo a 2020", ha asegurado.

Onur Genç ha descartado que la entidad esté considerando volver al pago de dividendo en acciones ('scrip dividend'). "Dijimos hace años que íbamos a ser coherentes y previsibles con los dividendos, nuestra política es pagar 100% en efectivo un porcentaje del resultado y vamos a mantener esa política", ha afirmado.

De su lado, el director financiero ha mencionado la posibilidad de compensar parcialmente la dilución de valor que han sufrido los accionistas, complementando parte de la distribución en efectivo con una recompra de acciones.

"La situación actual y los precios a los que está cotizando la acción abre la posibilidad el año que viene de modificar parcialmente el mix de retribución al accionista y compensar parcialmente la dilución que han sufrido los accionistas y complementar parte de la distribución en efectivo que hagamos, incluso con una recompra de acciones", ha añadido el director financiero.

SIEMPRE EXPLORA OPORTUNIDADES DE FUSIÓN, PERO NO ES LA PRIORIDAD

Preguntado por la consolidación bancaria, el consejero delegado de BBVA ha reconocido que el actual contexto y los bajos niveles de rentabilidad de la banca española y europea en comparación con la americana podrían dar lugar a oportunidades de fusión entre entidades en el futuro para mejorar los costes y la rentabilidad.

Aunque ha reiterado que BBVA "tiene la responsabilidad" de explorar las distintas oportunidades que puedan surgir en este sentido, su prioridad es el crecimiento orgánico, para lo que está invirtiendo en su transformación digital y el desarrollo de sus capacidades, un esfuerzo que "ya está dando resultados".

Sobre si existen conversaciones con Bankia para una posible fusión, Genç ha declinado realizar comentarios sobre ningún banco en concreto. "No puedo decir si sí o si no, porque nunca decimos nada sobre bancos específicos. Nuestra prioridad es el crecimiento orgánico, aunque siempre estamos explorando las posibilidades que puedan surgir", ha apuntado el directivo, quien también ha descartado que el grupo tenga intención de deshacerse de ninguna filial más, al margen de lo previsto en Paraguay.

EL PLAN AJUSTE DE OFICINAS PODRÍA ACELERARSE EN 2021

El consejero delegado del banco también ha confirmado que el plan de recorte de oficinas en España anunciado a principios del año, que contempla el cierre de 160 sucursales, continúa vigente y sin modificaciones, habiéndose ejecutado hasta el momento 109 clausuras.

En cuanto al plan de ajuste para 2021, ha asegurado que todavía no está definido, aunque reconoce que la tendencia de aceleración de los canales digitales podría también "acelerar levemente" dicha estrategia.

Sobre la posible afectación a la plantilla, Genç ha afirmado que el banco está trabajando intensamente para proteger el empleo en BBVA. "Es una de nuestras prioridades fundamentales y no nos planteamos ninguna medida extraordinaria de reducción de plantilla ni ERE", ha asegurado.

Contador