Publicado 14/05/2024 16:10

Los gestores europeos de fondos mejoran su optimismo sobre crecimiento y acciones del continente, según BofA

Archivo - 28 February 2020, Hessen, Frankfurt_Main: An exchange trader looks at his monitors at the Frankfurt Stock Exchange.
Archivo - 28 February 2020, Hessen, Frankfurt_Main: An exchange trader looks at his monitors at the Frankfurt Stock Exchange. - Boris Roessler/dpa - Archivo

MADRID, 14 May. (EUROPA PRESS) -

Los gestores de fondos de inversión europeos consultados por Bank of America (BofA) para su encuesta de mayo han reflejado un mayor optimismo en cuanto al crecimiento de la actividad económica de Europa y el rendimiento de las acciones en el continente.

En concreto, un 61% de los encuestados espera una economía más fuerte en Europa en los próximos doce meses frente al 50% del mes pasado, lo que supone ahora el nivel más alto de optimismo desde julio de 2021.

Al hilo de esto, un 22% todavía cree que el crecimiento europeo se desacelerará en el corto plazo a medida que se intensifica el lastre del ajuste monetario, si bien esta cifra es muy inferior al 83% en enero. De su lado, un 34% de los encuestados espera una aceleración inmediata de la actividad ante la disminución de la inflación y la flexibilización de las condiciones crediticias, lo que contrasta con el 3% que pensaba así en enero.

De este modo, parece asentarse con fuerza la idea de que el Banco Central Europeo (BCE) iniciará los recortes de tipos de interés el próximo junio, lo que además no ha impedido que un 76% de los gestores espere que la inflación europea disminuya el próximo año.

Con todo, la visión a escala global es menos halagüeña: un 56% proyecta una inflación más baja a nivel mundial, un 9% proyecta que el crecimiento global se desacelerará en los próximos doce meses y un 56% cree que un aterrizaje suave es el resultado más probable para la economía global.

En lo referente al desempeño previsto para Estados Unidos, el 58% de los encuestados espera que el crecimiento estadounidense se mantenga sólido en el corto plazo, ayudado por un consumidor resiliente, aunque le seguirá una desaceleración hacia fin de año a medida que el decalaje del ajuste de la Reserva Federal (Fed) comience a hacer efecto.

Precisamente, sobre la Fed y sus movimientos hay más consenso: un 82% espera recortes de tipos por parte del banco central en la segunda mitad de 2024 pese a que esta idea se ha ido postergando varias veces en el tiempo.

Los mayores riesgos a nivel mundial que contemplan estas previsiones serían la inflación (41%) y la geopolítica (18%), mientras que un 49% ha acompasado que la política fiscal global es demasiado expansiva, un elemento que complicaría la lucha contra la inflación por la elevada masa monetaria en el mercado.

VENTAJA PARA LAS ACCIONES EUROPEAS

El 78% de los participantes espera nuevas ganancias a corto plazo para las acciones europeas (frente al 52% el mes pasado), el 83% extiende esas ganancias a los próximos doce meses y el 49% espera que esa alza de los beneficios se mueva en un rango de entre el 5% y el 10%.

El 51% cree que la mejora del mercado europeo estará impulsada por una tasa de descuento decreciente, a medida que la disminución de la inflación lleva al BCE a flexibilizar su política monetaria, mientras que un 37% asevera que la resiliencia 'macro' será otro pilar de peso para el desempeño de los resultados.

Además, las acciones europeas parten con la ventaja, según un 34% de gestores, de estar infravaloradas, lo que supone el porcentaje más alto que piensa así desde enero de 2019.

LA PREFERENCIA: VALORES CÍCLICOS Y DE PEQUEÑA CAPITALIZACIÓN

El 63% (casi 20 puntos más que el mes pasado) espera una mayor mejora para los valores cíclicos europeos en relación con los defensivos gracias a la flexibilización de las condiciones crediticias y la recuperación de los indicadores de actividad PMI.

Por su parte, un 34% espera que las acciones europeas de pequeña capitalización superen a las de gran capitalización, el porcentaje más optimista en ese sentido desde septiembre de 2021.

La tecnología retoma su lugar como el sector más sobreponderado en Europa, reemplazando a la energía -que ve un marcado recorte en su posicionamiento-, mientras que la atención sanitaria y los seguros completan las tres primeras posiciones del sector europeo.

El sector inmobiliario es el menos favorito, seguido del químico y los medios de comunicación.

Contador