Publicado 28/07/2022 12:54

González-Bueno (Sabadell) prevé un 2022 más positivo en resultados por la subida de tipos pese a la inflación

El director financiero de Banco Sabadell, Leopoldo Alvear, y el consejero delegado, César González-Bueno, en rueda de prensa el jueves 28 de julio de 2022.
El director financiero de Banco Sabadell, Leopoldo Alvear, y el consejero delegado, César González-Bueno, en rueda de prensa el jueves 28 de julio de 2022. - EUROPA PRESS

No prevé un deterioro de la morosidad en el corto plazo y lo supedita a la "profundidad" de la crisis

SANT CUGAT DEL VALLÈS (BARCELONA), 28 Jul. (EUROPA PRESS) -

Banco Sabadell prevé que este año va a ser más positivo que negativo en términos de resultados por la normalización de los tipos de interés y pese al impacto derivado de la inflación y los posibles efectos en la mora.

Lo ha dicho este jueves el consejero delegado de Banco Sabadell, César González-Bueno, en la rueda de prensa de presentación de los resultados del primer semestre, junto al director financiero, Leopoldo Alvear, tras ganar 393 millones de euros hasta junio, lo que supone un 78,6% más interanual.

"Con el ROE por encima del 7% con el que aspiramos a cerrar el año, lo que hacemos es una mejora de nuestras proyecciones tanto en ingresos por los tipos de interés, mantenemos las comisiones, y esperamos que las provisiones sean mejores que las del primer trimestre", ha dicho.

Por su parte, Alvear ha explicado que por el momento no están viendo ningún deterioro en la calidad de los activos y que, ante la previsión de una buena temporada de verano en España, "va a ser difícil" ver este deterioro y que tenga impacto en la cuenta de resultados vía incremento del coste de riesgo.

"El impacto de la subida de tipos es relevante y creemos que nos da al sector para asumir fuertes deterioros de la calidad de activos. Es importante reseñar que el impacto que podamos tener por parte de arriba de la cuenta de resultados como consecuencia de la normalización de los tipos lógicamente no va a llegar entera a la parte de abajo de la cuenta de resultados", ha añadido Alvear.

Ambos han rechazado hacer una proyección más allá de 2022 porque han asegurado que necesitan un poco más de tiempo y ver cómo se traduce toda la evolución macroeconómica de otoño: "A finales de año esperamos tener una mayor visibilidad de 2023".

BURBUJA E HIPOTECAS

Preguntado por la existencia de una eventual burbuja inmobiliaria, el consejero delegado ha explicado que hay factores distintos respecto a la anterior crisis, ya que el endeudamiento de las familias es mucho menor y la carga que soportan para el pago de su hipoteca, aunque pueda crecer, sigue estando "muy por debajo" que en la anterior crisis.

"Vemos niveles de riesgo muchísimo menores en el sector hipotecario y estamos confiados en que será robusto y estable. Hay una situación macro convulsa y habrá que ver cómo evoluciona en otoño y a finales de año", ha añadido.

Para Alvear, la situación también es distinta, tanto en apalancamiento de particulares y empresas, ya que es del 57% del PIB en el primer caso, dos puntos por debajo de la media europea y "muy inferior" al 86% de pico de la burbuja de 2008.

MOROSIDAD

González-Bueno ha indicado que no están viendo "indicio alguno" de deterioro de la morosidad, con una segunda segunda parte del año con menos coste de riesgo que la primera.

"Con la información que hay hoy no hay capacidad y no somos capaces de ver un deterioro y creemos que el coste de riesgo va a mejorar en la segunda parte de año", ha insistido.

Sobre 2023, ha dicho que es posible que se plantee un deterioro, algo que según él depende de la profundidad de la crisis, aunque ha advertido de que nadie aún es capaz de predecirla bien.

"Si no hubiese decremento y no hubiese crisis, estamos en una situación en la que nuestros clientes están mucho menos apalancados y las empresas están en una situación más sana", ha señalado.

ICO

Sobre los créditos ICO, Alvear ha explicado que el desarrollo de los vencidos en el trimestre ha sido francamente bueno, pero ha advertido de que es pronto, ya que acaban de retomar el pago: "Son sectores que aparentemente deberían tener un buen comportamiento".

"Lo que pueda suceder en otoño es otro escenario que ahora no podemos ver, y efectivamente la incógnita que tenemos es si en 2023 vamos a tener crecimiento o recesión, y eso podría impactar no solo en la calidad de activos sino también en la demanda de crédito", ha añadido.

Contador