Publicado 15/01/2024 17:53

Grifols cierra con alza del 0,25% tras dispararse en la apertura ante la confirmación de operación con Haier

Un panel del Ibex 35, en el Palacio de la Bolsa, a 12 de enero de 2024, en Madrid (España). Las acciones de Grifols cedían más de un 7%, un día después de su reunión con los analistas, a los que no logró convencer con sus explicaciones en un intento de de
Un panel del Ibex 35, en el Palacio de la Bolsa, a 12 de enero de 2024, en Madrid (España). Las acciones de Grifols cedían más de un 7%, un día después de su reunión con los analistas, a los que no logró convencer con sus explicaciones en un intento de de - Eduardo Parra - Europa Press

MADRID, 15 Ene. (EUROPA PRESS) -

Las acciones de Grifols han cerrado con un alza del 0,25% tras dispararse más de un 7% en los primeros compases de la sesión de este lunes después de la compañía catalana asegurara ayer que la china Haier Group Corporation ha confirmado que le comprará el 20% que posee en Shanghai RAAS Blood Products (SRAAS), tal y como estaba previsto antes de las acusaciones de Gotham Research.

Así, Grifols prevé cerrar en la primera mitad del año 2024 dicha operación, valorada en unos 1.800 millones de dólares estadounidenses (casi 1.630 millones de euros), los cuales destinará a reducir su deuda.

Tras una semana marcada por la ofensiva que ha iniciado el fondo Gotham City Research contra la empresa española, los títulos de la firma catalana han culminado la sesión de este lunes en 8,89 euros después de cerrar el viernes pasado, 12 de enero, en 8,874 euros, lo que supuso una caída del 39% respecto a los 14,57 euros en que cerró el 5 de enero.

La firma bajista notificó el día 8 de enero a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que había construido una posición corta sobre Grifols equivalente al 0,57% de su capital. Tras publicar un informe en el que criticaba su gobernanza, apalancamiento y estados financieros, la cotización de la empresa se desplomó un 25,91%, momento aprovechado por Gotham para cerrar casi el total de su posición corta.

La firma mantuvo una posición corta residual del 0,06% hasta el jueves pasado, 11 de enero, cuando decidió cerrarla aprovechando una nueva caída del 16,17% de la cotización, que se produjo después de una conferencia telefónica del consejo de administración de Grifols con inversores y accionistas en la que dio explicaciones y se defendió de las acusaciones de Gotham.

Con estas dos operaciones, de acuerdo con los cálculos que ha realizado Europa Press en función de las cotizaciones al cierre de las sesiones, Gotham se habría embolsado casi 18 millones de euros de beneficio.

Este dato de beneficio es teórico y podría ser más elevado o más bajo dependiendo de a que precio se realizó la compraventa, así como de otros gastos, como el apalancamiento de la operación o la contraprestación ofrecida a los accionistas de los que se tomaron las acciones para realizar la venta a corto.

Sin embargo, el 'asalto' de los bajistas a Grifols podría no haber finalizado la semana pasada. La gestora Capital Group, quinto mayor accionista de Grifols, notificó a la CNMV que el pasado día 10 de enero, cuando las acciones repuntaron, decidió prestar 2 millones de acciones de Grifols.

El fondo no indica a quién ha prestado esas acciones ni con qué finalidad. La operativa de un inversor bajista que opera con cortos implica que tiene que tomar prestadas acciones de un tercero para venderlas en los mercados y luego recomprarlas y devolvérselas a su dueño original. El beneficio así se obtiene cuando la cotización de un valor cae.

PRUDENCIA Y CNMV

Ante este movimiento, el mismo martes, 9 de enero, el presidente de la CNMV, Rodrigo Buenaventura afirmó que el regulador financiero "va a ejercer sus competencias para aclarar la situación". Así, va a recabar información adicional para aclarar la situación, aunque ha alertado de que no tiene sentido, por el momento, poner en duda las cuentas de la empresa.

Posteriormente, en una conferencia telefónica con analistas e inversores, la empresa indicó que la CNMV le había dado un plazo de 10 días para ofrecer información detallada sobre diversos aspectos de su contabilidad, entre ellos, los vínculos de Grifols con Scranton, la empresa de la familia.

Grifols intentó desacreditar la semana pasada en varias ocasiones las acusaciones de Gotham City Research, calificándolas como falsas. En este sentido, indicó que su contabilidad "está totalmente refrendada" por su auditor, KPMG.

Grifols argumentaba que mantiene el control de las firmas Haema y Biotest aunque no posea sus acciones, aunque no ha aclarado por qué Scranton --sociedad inversora de la familia Grifols junto a directivos y exdirectivos-- también consolida dichas empresas en sus cuentas, que es una de las críticas que realiza Gotham.