Publicado 03/07/2024 19:09

GVC Gaesco apuesta por la Bolsa española y europeas y deuda a corto plazo

Archivo - Un panel del Ibex 35, en el Palacio de la Bolsa, a 22 de mayo de 2024, en Madrid (España).
Archivo - Un panel del Ibex 35, en el Palacio de la Bolsa, a 22 de mayo de 2024, en Madrid (España). - Ricardo Rubio - Europa Press - Archivo

MADRID, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

GVC Gaesco ha expresado este miércoles sus perspectivas trimestrales de mercado y, en ese sentido, su preferencia por la renta variable española y europea en detrimento de la estadounidense -dando así la vuelta a la última apuesta trimestral-, así como por la deuda a corto plazo y el crédito privado de calidad.

En un encuentro telemático con los medios con el director general de análisis, Víctor Peiro, la subdirectora, Marisa Mazo, la directora de asesoramiento y gestión de carteras, Gema Martínez-Delgado y la directora de renta fija, María Morales, se ha comentado que las revisiones al alza del crecimiento económico han implicado una inflación que no cumplirá el objetivo de situarse en el 2% hasta 2026 y unas bajadas de tipos de interés que se harán de rogar.

Ante esta coyuntura, desde Gaesco han concretado que su estrategia en torno a la renta fija se concentra en deuda pública a corto de plazo (como activos monetarios) de Estados Unidos y la eurozona, mientras que se mantienen neutrales en los títulos a largo plazo, pues las perspectivas de bajadas tardías de tipos hacen que no sea necesario preocuparse por ir añadiendo duración en las carteras.

Asimismo, en cuanto a la deuda corporativa, han apuntado en dirección al crédito en grado de inversión ('investment grade', en la jerga) como la opción más atractiva, ya que los diferenciales con la deuda 'high yield' (de mayor riesgo) y subordinada no compensan; de hecho, han optado por mantenerse neutrales en estos activos.

"Aquellas compañías que no tienen grandes problemas ni grandes apalancamientos en balance", han detallado sobre su propuesta por el crédito privado.

En lo referente a la estrategia bursátil, han optado por dar cierta sobreponderación a los activos cotizados siempre cuando los cambios se efectúen de manera selectiva.

Esa selectividad se resumen en su preferencia por las Bolsas europeas, la española y las de mercados emergentes en detrimento de las de Estados Unidos y Reino Unido; asimismo, en un vistazo sectorial, han optado por reforzar los valores industriales (como empresas que construyen componentes de automoción, por ejemplo), inmobiliarios, materiales, salud y 'utilities'.

Por contra, han optado por mantenerse neutrales en consumo, entidades financieras, energía, telecomunicaciones y tecnología -su exposición en esta industria, que es "bastante independiente" a lo que hagan los tipos alcanza el 20%-.

Esa estrategia medio plazo se sustenta en la sensibilidad a los tipos de interés (el recorte del BCE propicia el impulso de activos inmobilarios e infraestructuras, por ejemplo), la debilidad industrial europea que ofrece ahora valoraciones atractivas y potencias de recorrido, los vientos de cola de la transición energética y, en general, los precios baratos en el Viejo Continente.

Por otra parte, los ejecutivos de la firma han llamado a vigilar el actual contexto bañado por elecciones a ambos del Atlántico y, ligado a esto, han apuntado a asuntos como el déficit al 6% de Estados Unidos, que es la "gran espada de Damocles" que pende sobre esa economía.

Contador