Publicado 04/06/2021 12:13CET

El impacto de pandemia en la jubilación preocupa a un 61% de potenciales inversores, según Bankinter

Infografía del estudio de Bankinter sobre el impacto del Covid-19 en las finanzas persoanles.
Infografía del estudio de Bankinter sobre el impacto del Covid-19 en las finanzas persoanles. - BANKINTER

MADRID, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

El 61% de los inversores potenciales está preocupado por el impacto que tendrá la pandemia del coronavirus en su jubilación, según una encuesta de Bankinter a 1.400 personas de patrimonio medio-alto.

Se trata de la segunda mayor preocupación en términos generales, aunque el 21% de los entrevistados la coloca en primer lugar.

El 70% de españoles con interés en invertir está preocupado por el riesgo de perder el trabajo, siendo esta la primera preocupación para el 36% de los participantes.

También el 61% está preocupado por no poder hacer frente a pagos como la hipoteca o el alquiler, principal preocupación para el 19% de encuestados.

Las preocupaciones por el impacto en la jubilación y por el riesgo de no poder hacer frente al pago de la vivienda pone de manifiesto, según Bankinter, que "el coronavirus ha despertado en los españoles de capacidad financiera media-alta la necesidad de atender más tanto los gastos a corto como el ahorro a largo plazo".

En general, el 43% de los encuestados reconoce que el Covid-19 ha impactado negativamente en sus fianza personales y el 63% afirma que ha modificado sus hábitos de gasto, ahorro e inversión por la pandemia: un 79% ha aplazado sus vacaciones por la coyuntura actual, un 19% ha aplazado la compra de un coche y un 15% ha aplazado la adquisición de vivienda.

Respecto a la situación financiera, casi seis de cada diez entrevistados señalan que se preocupan más por el seguimiento de su ahorro y su inversión. Destaca que el 23% de los encuestados de entre 24 y 35 años asegura estar más pendiente de sus finanzas personales.

En cuanto a la actitud ante las inversiones, si antes de la pandemia destacaba la cautela, esta se ha intensificado, pues ahora la mitad afirma ser cauto, siete puntos porcentuales más que antes de que irrumpiera el coronavirus. Al mismo tiempo, ha aumentado el escepticismo de cara a las inversiones, como afirma un 26% de los encuestados, y el optimismo ha bajado del 13% al 5%.

DESTINAN ENTRE 50 Y 500 EUROS MENSUALES A AHORRO O INVERSIÓN

El 45% de los encuestados señala que ha recibido algún tipo de asesoría o recomendaciones al invertir y un 21% ha contratado a un experto. Además, un 32% afirma que le gustaría tener un asesoramiento financiero en el futuro.

La cantidad que los entrevistados de patrimonio medio-alto destinan mensualmente al ahorro o la inversión es de entre 50 y 500 euros para ocho de cada diez encuestados, mientras que solo el 13% destinaría entre 500 y 1.000 euros y un 5% reservaría una cantidad superior.

El estudio de Bankinter señala que la pandemia también ha reforzado los canales digitales como vía para invertir, pues el 56% está interesado en utilizar una plataforma online para realizar sus operaciones.

Sin embargo, solo uno de cada diez conoce lo que es un roboadvisor, es decir, un gestor digital de inversiones, lo que muestra que la digitalización "está costando más" en un área específica como es el del ahorro y la inversión, frente a la de los gastos en el presupuesto individual, según Bankinter.

Contador