Publicado 04/08/2023 18:09

La inflación toca techo pero a los tipos de interés les queda camino por delante, según Allianz GI

Ciclo de la política monetaria mundial a 30 de junio de 2023.
Ciclo de la política monetaria mundial a 30 de junio de 2023. - ALLIANZ GI

MADRID, 4 Ago. (EUROPA PRESS) -

La inflación ya habría tocado techo y se está reduciendo en todo el mundo, si bien a la política monetaria caracterizada por elevados tipos de interés durante un largo periodo de tiempo todavía le queda camino por delante, ha señalado el informe mensual para agosto del mercado de capitales elaborado por la gestora Allianz Global Investors (GI).

El director del mercado global de capitales y estudios temáticos, Dr. Hans-Jrg Naumer, ha señalado concretamente a la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos y al Banco Central Europeo (BCE) como ejemplos de organismos cuyos tipos de interés ya se están acercando a su nivel máximo (los tipos están ahora, respectivamente, en el 5,25-5,5% y el 4,25%), aunque es probable, ha observado, que aún les quede recorrido.

"La imagen general es que la política monetaria, con pocas excepciones, sigue tensando la cuerda en todo el mundo", ha agregado.

La duda viene por tanto, según Naumer, no tanto por el número y el alcance de las subidas de los tipos, sino por el tiempo que aguantarán en esos niveles antes de bajar. En ese sentido, desde Allianz GI apuestan a que se tardará en ver bajadas de tipos porque la inflación "dará más guerra de la que todo el mundo piensa".

Aunque el informe ha constatado que efectivamente el descenso de los precios de la energía y la vuelta a la normalidad de las cadenas de suministro han ayudado a calmar las presiones inflacionistas (el IPC de la eurozona en julio se situó en el 5,3%), las tasas subyacentes (la parte de la cesta de la compra que no está directamente relacionada con los precios de la energía y los alimentos) siguen siendo "preocupantes en muchos países" (en la eurozona repuntó al 5,5%, por encima de la tasa general).

En ese contexto de elevados tipos de interés y una incómoda inflación subyacente, la atención se trasladará a los datos macroeconómicos, en tanto que las principales economías ya demuestran (según los PMI) que el sector manufacturero está en recesión y el sector servicios va perdiendo fuerza y se acerca a ella.

Por tanto, han apuntado desde Allianz GI, "seguramente una recesión propiamente dicha no pille a nadie por sorpresa", y han recordado que la última encuesta a gestoras elaborada por Bank of America reveló que la mayoría de firmas prevén una recesión suave a finales de este año o principios de 2024.

El estudio ha incidido en la importancia del escenario hipotético de un aterrizaje suave, ya que no se puede confirmar todavía con datos objetivos mientras que las valoraciones bursátiles estadounidenses pueden seguir calificándose de "ambiciosas" y están pendientes de unos beneficios futuros que las avalen.

"En este sentido, llama la atención que la evolución de los beneficios de todas las compañías en EEUU van a la zaga de los beneficios de las empresas del S&P 500, lo que hasta ahora siempre ha sido una señal de alerta roja", ha remarcado el estudio.

APUESTA DE MERCADO

Los expertos de Allianz GI han considerado que aquellos inversores que quieran replantearse su cartera de acciones deberían tener en cuenta el impacto de la inflación persistente y, como consecuencia, aumentar la exposición necesaria para obtener una rentabilidad real; asimismo, las valoraciones de la bolsa estadounidense se antojan altas.

Por el contrario, las bolsas europeas se encuentran en un nivel neutro, en tanto que las de los mercados emergentes "pueden considerarse baratas".

No obstante, y recordando que "se vislumbra una recesión", desde el punto de vista táctico se impone la necesidad de cautela a largo plazo, ha recordado el informe.

A propósito de la valoración de las compañías estadounidenses, desde Allianz GI han recordado la necesidad de prudencia en torno al sector tecnológico, ya que "es el segmento que más les gusta sobreponderar a los gestores de fondos de todo el mundo" y "sin embargo, todavía está por ver si estas ilusiones estarán respaldadas por un aumento de los beneficios".