Publicado 25/01/2024 13:06

Inversis prevé que la ralentización económica mundial se mantenga en 2024 y espera un repunte moderado en 2025

Archivo - Logo de Inversis
Archivo - Logo de Inversis - INVERSIS - Archivo

Anticipa que los bancos centrales empezarán con las bajadas de tipos de interés en la segunda mitad del año

MADRID, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

Inversis, filial de Banca March, ha constatado que 2024 arranca con una resiliencia de la actividad económica más allá de lo anticipado el año pasado, aunque ha advertido de que la ralentización continuará hasta final del ejercicio en todas las áreas del mundo, antes de un repunte moderado en 2025.

"En definitiva, un año de transición hacia una normalización macroeconómica", ha asegurado la entidiad en un informe sobre su visión global y regional del actual escenario macroeconómico con arreglo al cual prepara su estrategia de inversión para el primer trimestre de 2024.

Para Inversis, detrás de esta "anomalía" se encuentran las demoras en la ejecución de fondos Covid, una desigual apertura de China y factores estructurales, como un menor peso de la deuda de los hogares y un consumo que se encuentra menos afectado por la subida de tipos.

Según Inversis, el año 2023 ha estado caracterizado por un tono general optimista en los mercados gracias al impulso de las tecnologías y las expectativas de un cambio de ciclo de los bancos centrales.

La economía global creció un 2,6%, gracias a la contribución de EE.UU. (+2,5%), mientrass que Europa esquivó la recesión firmando un crecimiento del 0,4% en el conjunto del año, mientras que los países emergentes cumplieron las expectativas con incrementos del 4%.

En 2024, Inversis espera que continúe la ralentización de la economía en todas las áreas, antes de un repunte moderado en 2025. "Hasta que llegue ese punto de inflexión, durante este año deberíamos ver una moderación del crecimiento y del consumo de los hogares, igualmente una moderación en los niveles de crecimiento de los precios, tipos de interés elevados durante la mayor parte del año y el mantenimiento de riesgos geopolíticos", señala en su informe.

DESACELERACIÓN DEL CRECIMIENTO EN EE.UU.

En EE.UU., el 2024 vendrá marcado por una desaceleración del crecimiento, en torno al 1,4-1,7%, a medida que la política monetaria despliegue sus efectos. La expansión llegará de manera ligera durante el año que viene, permitiendo un aterrizaje suave de la economía, en línea con la moderación del consumo y los salarios.

En cuanto a los tipos de interés, se espera que el ciclo de subidas haya terminado, lo que dejará los fondos federales entre el 5,25 y el 5,5% hasta mitad de 2024. Todo apunta a un IPC por encima del 2% hasta final de año y una política fiscal que mantendrá el tono expansivo.

En la zona euro, el frenazo del crecimiento de la economía europea en 2023, lastrada por los precios de la energía y los alimentos, los tipos de interés y la debilidad de las exportaciones, dan paso a un 2024 que mantendrá todavía un ritmo moderado, entre un 0,7 y un 1%, que no se doblaría hasta 2025 gracias a los efectos de los fondos Next Generation.

El contexto de precios ha permitido al Banco Central Europeo (BCE) normalizar su balance y todo apunta a una bajada de tipos a partir de la segunda mitad de 2024, incluso que empiece el ciclo de bajadas antes que la FED.

En cuanto a Alemania, Inversis apunta que tras la contracción de su economía en 2023 se espera que crezca ligeramente este año, siendo el país más afectado por la revisión a la baja de las expectativas de crecimiento de China.

En cuanto a China, la estimación de crecimiento de su economía para 2024 se sitúa en el 4,6%, mostrando que mantiene un ritmo aún muy moderado y por debajo de las expectativas. Los retos de China para superar esta situación pasan en el corto plazo por controlar el mercado inmobiliario y el consumo.

Contador