Publicado 11/10/2022 14:53

N26 pierde 172 millones en 2021, un 14,4% más, por las mayores inversiones y eleva un 67% los ingresos

Archivo - Economía/Finanzas.- N26 entra en el mundo del crédito en España con una solución para fraccionar compras pasadas
Archivo - Economía/Finanzas.- N26 entra en el mundo del crédito en España con una solución para fraccionar compras pasadas - Christophe Gateau/dpa - Archivo

MADRID, 11 Oct. (EUROPA PRESS) -

N26 aumentó un 14,4% sus pérdidas en 2021, hasta los 172,4 millones de euros, debido a las importantes inversiones realizadas durante el ejercicio, aunque elevó un 67% sus ingresos netos, hasta 120,3 millones de euros, según ha informado este martes en un comunicado de prensa.

El banco online de origen alemán ha destacado que el margen de ingresos continuó creciendo en 2021, "incluso cuando las inversiones en talento, escalabilidad de producto y plataforma, y medidas de prevención del fraude online aumentaron significativamente".

Según ha explicado, N26 mantuvo su enfoque en incrementar la actividad recurrente de los clientes y consolidar su posición como "el banco online líder en sus mercados clave". Tanto esto como la mayor inversión en el desarrollo de productos y la expansión de la oferta de suscripción impulsaron el aumento de los depósitos y la retención de clientes en 2021.

Así, el volumen de transacciones creció un 59%, hasta los 80.000 millones de euros, y los depósitos de los clientes registraron un aumento del 52%, alcanzando los 6.100 millones de euros. N26 aumentó su base de usuarios en más de 1 millón, hasta los 8 millones de clientes, de los cuales 3,7 millones aportan ingresos significativos.

De su lado, los gastos crecieron un 30,8%, hasta 269,88 millones de euros, tanto por la subida de gastos administrativos (+47%) como de gastos de personal (+10,7%).

Según ha explicado N26, el aumento de gastos administrativos respondió a las "importantes inversiones" destinadas a seguir reforzando los marcos regulatorios, incluidos los sistemas y el personal para fortalecer las funciones comerciales clave de la compañía. Asimismo, las provisiones por riesgo aumentaron un 80,9%, hasta 16,1 millones de euros.

Con todo, el resultado neto del ejercicio fue negativo, de 172,4 millones de euros, frente a las pérdidas de 150,7 millones registradas un año antes (+14,4%).

El consejero delegado y cofundador de N26, Valentin Stalf, ha explicado que, durante 2021, el banco invirtió fuertemente en sus productos y equipos, así como en la escalabilidad de su plataforma. "De media, los clientes inician sesión en su app de N26 tres veces a la semana, lo que nos convierte en el banco móvil con la base de clientes más activa de Europa. Esto se vio reflejado en un incremento notable en el volumen de transacciones", ha explicado.

De su lado, el director general y director financiero de N26, Jan Kemper, ha afirmado que la entidad ha seguido sentando las bases para "un crecimiento sostenible". "Nuestros ingresos anuales se incrementaron y la base de clientes con suscripciones 'premium' creció considerablemente. También observamos una subida importante de los volúmenes de depósitos, lo que abre vías adicionales de ingresos que nos harán aún más resilientes de cara al futuro", ha apuntado.

RONDA DE 700 MILLONES Y PERSPECTIVAS FUTURAS

Cabe destacar que, al cierre de 2021, N26 cerró una ronda de financiación Serie E de 700 millones de euros, valorando a la empresa en más de 7.700 millones de euros.

"Tras cerrar una histórica ronda de financiación Serie E en octubre de 2021, la compañía se encuentra en una inmejorable posición para mantener la inercia positiva del año anterior. Con la ampliación constante de sus vías de ingresos, la resiliencia del modelo de negocio del banco online sale reforzada, pese al incierto entorno macroeconómico", ha señalado la entidad.

Por otro lado, en noviembre de 2021 anunció su salida del mercado estadounidense para concentrar sus esfuerzos en Europa. Según ha apuntado, su estrategia de internacionalización a medio plazo pasa por continuar creciendo en los mercados europeos clave, principalmente Alemania, Francia, Italia y España.