Publicado 14/09/2023 15:27

Pymes, autónomos y mujeres, las oportunidades de la banca en Latinoamérica, según Banco Santander

Archivo - El vicepresidente del Banco Santander, José Antonio Álvarez, interviene durante la presentación de los resultados del tercer trimestre de 2022 del Grupo, a 26 de octubre de 2022.
Archivo - El vicepresidente del Banco Santander, José Antonio Álvarez, interviene durante la presentación de los resultados del tercer trimestre de 2022 del Grupo, a 26 de octubre de 2022. - Alejandro Martínez Vélez - Europa Press - Archivo

Kindelán (AEB) defiende a la banca como motor "de crecimiento y progreso" y la educación financiera para no dejar "a nadie atrás"

MADRID, 14 Sep. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente del Banco Santander, José Antonio Álvarez, ha señalado este jueves que la inclusión financiera es uno de los grandes retos de la banca en la región latinoamericana, especialmente en lo que se refiere al acceso generalizado al crédito por parte de las pymes, autónomos y mujeres, entre otros.

El ejecutivo, que ha remarcado que la entidad acumula 35.000 millones de euros invertidos en una región en la que tiene más infraestructura y empleados que en Europa, ha apuntado que el sector traía históricamente un déficit de atención en esos segmentos empresariales y sociales porque se había volcado especialmente en el negocio corporativo.

Asimismo, Álvarez ha puesto el foco en que abogaría por hacer una pausa en la regulación del sector, simplificar lo que se pueda, como reducir el 'reporting', y que los supervisores ejerzan su labor de vigilancia del mercado con más discrecionalidad y juicio.

Las declaraciones del alto cargo del Santander se han producido en una conferencia titulada 'Latinoamérica y Europa: la banca como elemento de cohesión social y financiera', en la que la presidenta de la Asociación Española de Banca (AEB), Alejandra Kindelán, ha actuado como moderadora.

LA AEB DEFIENDE LA EDUCACIÓN FINANCIERA PARA NO DEJAR A NADIE ATRÁS

La propia Kindelán ha señalado que "la banca debe posicionarse como motor de crecimiento y progreso "sin dejar a nadie atrás", siendo un impulsor de la educación financiera.

"La educación financiera es necesaria para tener sociedades más seguras. Es la principal tarea del sector bancario, a la vez que es un ejemplo de cooperación entre áreas geográficas como son Europa y América Latina", ha subrayado.

Por ello, ha defendido que las acciones, las estrategias del sector y las políticas públicas tienen que estar orientadas hacia el crecimiento,
manteniendo el compromiso social de la banca para que todos los agentes puedan participar de estas transformaciones.

Al hilo del acceso al crédito financiero, el otro ponente de la conferencia, el ministro de Hacienda y Crédito Público de Colombia, Ricardo Bonilla, ha querido reconocer al Banco Santander que es "de los pocos" que está dando préstamos con confianza a escala micro y que ofrece una tasa, si bien mejorable, menor que la del 'gota a gota' -el sistema no oficial que impera en el país y en el que los ciudadanos tienen que hacer frente a muy elevadas tasas de interés-.

"Necesitamos la acción de la banca privada. Ya hay conciencia de la necesidad de ofrecer mejores alternativas", ha agregado el ministro.

El reto es, por tanto, ver cómo lograr unas tasas de interés más bajas y que haya un equilibrio entre banca y prestatario, según Bonilla, ya que la banca comercial está "altamente concentrada" y el tipo del interés del banco central se sitúa en el 13,25%, lo que hace que acceder al crédito en el mercado suponga pagar un interés que supere el 15% y hasta el 20%.

Hay que buscar una solución que haga válido el negocio bancario y la financiación de los individuos y las pequeñas empresas, según el ministro, que ha aclarado después que "no se trata de que los bancos pierdan, pero tampoco de que los que reciban créditos vean cómo se quiebran sus empresas".

En esencia, ha apuntalado Bonilla, una mayor inclusión financiera permitiría, en el caso de Colombia, reducir la informalidad laboral, un sector que "nunca ha tenido oportunidad de salir adelante", y que esos nuevos recursos y créditos deben servir como punto de partida para crecer y que no supongan un endeudamiento lesivo.

Contador