Publicado 26/07/2022 11:06

El saldo total de títulos hipotecarios en circulación se redujo un 0,5% en junio

Archivo - Recurso de llaves, firma de hipotecas sobre viviendas
Archivo - Recurso de llaves, firma de hipotecas sobre viviendas - UNSPLASH - Archivo

MADRID, 26 Jul. (EUROPA PRESS) -

El saldo del total de títulos hipotecarios en circulación se redujo en junio hasta los 305.522 millones de euros, tras anotarse una ligera disminución de un 0,5% en términos interanuales, según la estadística de títulos hipotecarios que ha publicado hoy Asociación Hipotecaria Española (AHE).

Sin embargo, la asociación apunta a que esta caída constituye "una de las más moderadas" de los últimos diez años, junto con el ejercicio de 2019, cuando cayó un 0,2%, y a excepción de 2020, marcado por la pandemia y cuando se registró un incremento puntual neto por encima del 3%.

Por su parte, las nuevas emisiones de títulos hipotecarios admitidos a cotización han ascendido, en la primer mitad de 2022, a 34.522 millones de euros, casi 22.000 millones más que lo emitido en el mismo periodo de 2021 y a 4.500 millones de alcanzar los casi 39.000 millones colocados en todo el ejercicio anterior.

CÉDULAS HIPOTECARIAS

La AHE señala que este dinamismo se ha hecho extensible tanto a las cédulas hipotecarias como a los bonos de titulización de activos hipotecarios. Las primeras, que suponen la principal fuente de refinanciación para la cartera hipotecaria, han aumentado su volumen de emisiones en torno a un 150% con respecto al importe acumulado en la primera mitad del año 2021.

Concretamente, durante los primeros seis meses del año se ha registrado un volumen de emisiones nuevas no superado desde 2012 por importe de 21.400 millones de euros.

Esta favorable evolución que en términos brutos han mostrado las emisiones de las cédulas hipotecarias se ha reflejado de forma positiva en su volumen vivo, pero con una tasa de aumento "sensiblemente menor", del 4,9%, por el propio vencimiento de los títulos de la cartera.

En valores absolutos, la variación neta de saldo fue de 10.275 millones de euros, lo que elevó el saldo en circulación a 218.611 millones de euros a junio de 2022. Esta última cifra supone aproximadamente el 35% de la financiación otorgada con garantía hipotecaria, manteniéndose en niveles similares durante los últimos años.

TITULIZACIONES DE ACTIVOS GARANTIZADOS CON HIPOTECAS

Por su parte, los bonos de titulización de activos garantizados con hipoteca, que representan en torno al 15% de la cartera hipotecaria, han registrado en junio un saldo vivo de 86.922 millones de euros, lo que supone una disminución de un 11,9% con respecto al saldo del mismo mes del año anterior.

A su vez, el volumen de emisión de estas titulizaciones se ha elevado a 13.122 millones de euros en el primer semestre del ejercicio corriente, más del triple de lo que se emitió en el mismo espacio temporal del año previo que fue de 4.194 millones de euros. La AHE señala que este "importante incremento" podría responder "a su uso como colateral en las subastas de liquidez del Banco Central Europeo (BCE).

ENTRADA EN VIGOR DEL REAL DECRETO LEY 24/2021

En su informa, la AHE señala que el 2022 se está desarrollando en un contexto macroeconómico "cargo de incertidumbre y volatilidad" en los mercados financieros, lo que implica "un ajuste al alza de las rentabilidades". La expectativa de repuntes adicionales en los costes de financiación en el horizonte podría haber impulsado la búsqueda anticipada de liquidez como "medida para protegerse" de las subidas que puedan venir después, ahonda.

A este escenario, se le suma la entrada en vigor el 8 de julio de 2022 del Real-Decreto ley 24/2021, que supone un nuevo paradigma regulatorio para los emisores de bonos garantizados y que viene a
reforzar el mercado para hacerlo "más competitivo y eficiente", no sólo en el ámbito nacional, sino también a nivel europeo.

La asociación explica que este nuevo marco normativo establece la obligatoriedad de reservar un colchón de liquidez que cubra el pago de capital e intereses durante al menos 180 días para mitigar el riesgo de impago; regula la segregación del patrimonio separado (cover pool) --que estará formado por un conjunto definido de activos elegibles-- para facilitar su liquidación en caso de concurso del emisor.

El nuevo real decreto también establece, entre otras medidas, la exigencia del nombramiento de un órgano de control (cover pool monitor), ya sea interno o externo, así como la designación de un administrador concursal independiente, para que en caso de concurso, este último proteja los derechos de los tenedores de estos bonos y de los tenedores de los derivados frente al resto de los acreedores.

La AHE seala que estas nuevas exigencias deberían "servir" como elemento catalizador de esta clase de emisiones en un momento en el que la obtención de fondos a través de las líneas LTRO "estará menos garantizada", de acuerdo con los últimos movimientos anunciados por el BCE dentro del contexto actual de fuertes subidas de precios.

VALORACIÓN DE LA SUBIDA DE TIPOS

En declaraciones a Europa Press, la AHE ha recordado que la subida de tipos anunciada se produce en un "contexto complejo", en el que el crecimiento "está muy comprometido". "Consideramos que seguramente el BCE, a la hora de ejecutar su política, trata de buscar un equilibrio entre crecimiento económico e inflación", afirma.

De este modo, emplaza a esperar "unos meses" para observar cuál es la respuesta del mercado y de la economía a esta subida. "No conviene dejar de lado el desarrollo económico y primar solo la inflación", concluye la AHE.

Contador