Publicado 23/06/2020 14:24:16 +02:00CET

Los sindicatos piden que el director financiero de WiZink esté presente en las reuniones del ERE

WiZink banco
WiZink banco - WIZINK - Archivo

MADRID, 23 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los representantes de los trabajadores de WiZink reclaman que el director financiero de la entidad, Philip Holemans, acuda a las reuniones del proceso previo de negociación del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para que les aclare todas las dudas sobre la información financiera aportada con la que se justifica el proceso que afectaría a unas 144 personas.

El banco pretende simplificar su estructura con el objetivo de optimizar el negocio y adaptarse a las nuevas circunstancias. Este planteamiento se ha acelerado tras la crisis generada por la expansión del coronavirus y la sentencia del Tribunal Supremo sobre las tarjetas revolving, un negocio al que WiZink está muy expuesto.

En la segunda reunión celebrada ayer de forma presencial en las instalaciones de la calle Ulises, WiZink entregó a los sindicatos las cuentas provisionales de la entidad y el balance referido al 31 de mayo de 2020.

CCOO critica que el banco tome nota sobre las dudas y comentarios que se manifiestan en la reunión sobre la documentación aportada para contestar en la siguiente reunión. En su opinión, el tema tiene "la suficiente importancia" como para que se impliquen directamente los máximos responsables.

La entidad, propiedad del fondo Värde Partners, también comunicó el desglose por direcciones de los puestos afectados y confirmó que el único centro en el que tiene previsto acometer el ERE sería en las oficinas de la calle Ulises, por lo que el personal radicado en Zaragoza quedaría fuera de esta medida.

Ambas partes están tratando de aprovechar este periodo previo de reuniones para buscar cualquier tipo de alternativa que sea mejor para la entidad y que evite en la medida de lo posible la extinción de contratos.

En este sentido, los sindicatos han propuesto bajas y prejubilaciones voluntarias, internalización de tareas, supresión de retribuciones voluntarias o de gastos de coches de empresa --actualmente hay más de 70 vehículos--, reducciones de jornadas, excedencias voluntarias remuneradas con reingreso asegurado, así como el traspaso voluntario de personas afectadas a otras compañías del grupo.

Igualmente, abogan por una apuesta clara por el teletrabajo, incluida la totalidad de externos que trabajan en Ulises, lo que estiman que permitiría conseguir un importante ahorro en el alquiler del edificio al liberar varias plantas.

La representación de la empresa les ha comunicado que ya han tenido en cuenta algunas de estas propuestas realizadas, pero han asegurado que son insuficientes para garantizar la viabilidad del negocio. En cualquier caso, el banco se ha comprometido a estudiar las alternativas y a dar una respuesta en la próxima reunión.

Contador