Publicado 09/05/2024 14:11

Sumar ve "hipócrita" que, tras los rescates, CEOE pida ahora respeto al Gobierno por lo que decidan BBVA y Sabadell

El líder de Más País, Iñigo Errejón, durante una rueda de prensa, en el Congreso de los Diputados, a 30 de abril de 2024, en Madrid (España).
El líder de Más País, Iñigo Errejón, durante una rueda de prensa, en el Congreso de los Diputados, a 30 de abril de 2024, en Madrid (España). - Eduardo Parra - Europa Press

MADRID, 9 May. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de Sumar en el Congreso, Íñigo Errejón, considera "hipócrita" que, tras los rescates de bancos y empresas en las épocas de crisis, el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, pida ahora al Gobierno que respete las decisiones que puedan tomar el BBVA y el Sabadell sobre la OPA hostil lanzada por el primero.

"Hay que ser menos hipócrita porque cuando el Estado ha tenido que interferir para salvarlas, para rescatar las entidades con dinero público les ha parecido perfecto", ha aseverado Errejón en el Congreso este jueves a modo de réplica a las palabras de Garamendi.

El presidente de la patronal ha dicho en concreto que las empresas "son libres de actuar, participar y de hacer ofertas o no" aunque ha pedido que, suceda lo que suceda, se respeten las decisiones, "de una y ambas partes y también de los accionistas".

Para Errejón esto se traduce en que al máximo representante de la patronal "le parece bien la OPA hostil" y en una petición para que el Estado "no intervenga" y "no interfiera".

LA OPA "NO VA SALIR ADELANTE"

Asimismo, Errejón ha remarcado que en lo que respecta a esta operación "la última palabra la tiene el Gobierno" y esta "es muy clara": "Esa OPA no va a salir adelante".

El portavoz del grupo plurinacional considera que la operación fomenta la concentración bancaria en España, que ya es un problema porque "destruye empleos", empeora los servicios al usuario y el tratamiento que pueden dar las entidades bancarias y financieras a sus clientes.

También cree que sólo haya unas pocas entidades bancarias es un comportamiento de oligopolio contrario a la libre competencia que sólo beneficia a los grandes propietarios, en detrimento de la "inmensa mayoría de los ciudadanos que tienen menos dónde elegir" y que se ven "cada vez más secuestrados por entidades financieras hiperconcentradas que son demasiado grandes para caer".

Contador