Publicado 08/10/2020 11:03CET

Unespa aboga por un rediseño de la ley del seguro bajo un marco local y rechaza su armonización con Europa

Pilar de Frutos, presidenta de Unespa
Pilar de Frutos, presidenta de Unespa - UNESPA - Archivo

MADRID, 8 Oct. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de Unespa, Pilar González de Frutos, ha reclamado un rediseño de la Ley de Contrato de Seguro, que cumple 40 años, pero bajo un marco local que respete las especificidades de cada país, rechazando así su armonización con Europa.

De hecho, González de Frutos ha recordado que la tentativa de crear una ley europea para el seguro se ha intentado en el pasado concluyendo sin éxito. "La armonización del contrato de seguro es como construir una torre de Babel en medio del mercado interior europeo", ha señalado en un webinar organizado por la Fundación Inade.

La presidenta de la patronal del seguro ha explicado que hay muchos factores importantes que tienen una repercusión decisiva en la prestación y adquisición transfronteriza de seguros dentro del mercado interior.

En este sentido, ha hecho referencia a la propia comprensión de las necesidades del cliente local, al perfecto conocimiento del riesgo que se va a cubrir, al idioma, a la cultura, a las expectativas del tomador del seguro, a la gestión y atención local de los accidentes, a las reparaciones o prestaciones, a la forma y prevalencia de los fraudes, al entorno de la legislación fiscal y laboral, o al marco jurídico, entre otros.

"¿Quién de ustedes contrataría un seguro del hogar con una compañía de seguros sueca bajo el régimen de libre prestación de servicios?", ha cuestionado González de Frutos, quien ha asegurado que no existen pruebas concluyentes de que haya una verdadera demanda significativa o latente de seguros transfronterizos.

Así, ha señalado que no vale la pena hacer una "titánica" labor de elaborar una ley de contrato de seguro que, en cualquier caso, debería adaptarse a las realidades culturales, fiscales o sociales de cada mercado.

En suma, la presidenta de Unespa ha destacado que la labor de rediseño y revisión de la "longeva y exitosa" ley de contrato de seguros en España debe de hacerse en el estricto marco local, respetando las especificidades, aunque eso no excluya tener "un ojo puesto" en las iniciativas aseguradoras paneuropeas.

En cualquier caso, ha considerado imprescindible que se actualice, ya que corre el peligro de convertirse en un obstáculo al desarrollo de los próximos 40 años. Algunas de las cláusulas obsoletas a las que se ha referido son a las limitativas, que ha calificado de fuente de "dudas y conflictos"; a las de impago de la prima; a la limitación de la duración del contrato a diez años o al artículo relativo a la mora.

Contador