Publicado 08/02/2024 11:52

El volumen de títulos hipotecarios admitidos a cotización cayó un 50% en 2023, según AHE

Archivo - Viviendas en construcción.
Archivo - Viviendas en construcción. - EUROPA PRESS - Archivo

MADRID, 8 Feb. (EUROPA PRESS) -

El volumen de títulos hipotecarios emitidos y admitidos a cotización registró un descenso del 50% a lo largo del año pasado, desde los casi 46.000 millones de euros colocados en el año 2022 hasta los 22.850 millones de euros con los que cerró el ejercicio de 2023, según los datos recogidos por la Asociación Hipotecaria Española.

El volumen de 2023 se correspondió íntegramente con las emisiones de cédulas con colateral hipotecario, ya que las titulaciones hipotecarias no registraron ninguna nueva emisión.

De hecho, la AHE explica que la evolución de las titulizaciones contrasta "notablemente" con la dinámica de los tres ejercicios anteriores, en los cuales se alcanzó un volumen medio de 14.500 millones de euros (14.500 millones en 2022, 9.800 millones en 2021 y más de 19.000 millones de euros en 2020).

Dentro de las cédulas hipotecarias, los 22.850 millones de euros emitidos en el cómputo del año se concentraron especialmente en la primera mitad del año, con una aportación del 90% sobre el total de emisiones nuevas. En relación con el año 2022, este instrumento mostró un descenso del 27%.

Para la AHE, las menores necesidades de liquidez derivadas de una actividad crediticia más contenida en un contexto de abundante liquidez en el sistema pueden explicar la dinámica de menor actividad en los mercados financieros de renta fija.

En cuanto a la evolución del saldo vivo, la asociación resalta que también se mantiene la tendencia descendiente que vienen mostrando las emisiones en circulación de los títulos hipotecarios desde hace prácticamente una década.

En concreto, a cierre del año 2023, el saldo de estos títulos se situó en 261.638 millones de euros, unos 11.000 millones menos que hace en 2022 y un 4,2% menos en términos relativos.

De este volumen, en torno a un 72% lo conforman las emisiones de cédulas hipotecaria, con un saldo de 187.996 millones de euros a diciembre de 2023. Éstas mostraron una moderación en su trayectoria descendente.

Por su parte, el saldo de las titulaciones respaldadas por préstamos hipotecarios, que representan en torno al 12% de la cartera hipotecaria, aceleró su descenso con respecto al año anterior, con una caída del 12,0% frente al retroceso del 5,2% observado en el año 2022.

Como consecuencia de lo anterior, en los últimos 12 meses el saldo de esta cartera ha pasado de situarse en 83.692 millones a diciembre de 2022 a tener un volumen de 73.643 millones de euros.

La AHE afirma, sin embargo, que pese a la evolución a la baja que presentan estos instrumentos, en línea con las menores necesidades de liquidez, el mercado de títulos hipotecarios "ha ganado atractivo" entre inversores, tanto españoles como internacionales, en un contexto en el que las rentabilidades han repuntado al calor del incremento de los tipos de interés oficiales.

"La favorable respuesta de los inversores estaría permitiendo a las entidades ajustar a la baja el precio de salida en las colocaciones, aunque por cuestiones cíclicas esta fuente de financiación se haya encarecido en los últimos tiempos", concluye.

Contador