Publicado 10/05/2022 05:40

CGTN: Día de la Madre: Historias de Xi Jinping y su madre

BEIJING, 10 de mayo de 2022 /PRNewswire/ -- En el Día Internacional de la Madre, que cae el segundo domingo de mayo de cada año, personas de todo el mundo comparten historias sobre sus madres y expresan su amor y gratitud a la persona que las trajo a este mundo.

Los padres sirven de modelo para los niños, y no es una excepción para el Presidente chino Xi Jinping.

Recordó anécdotas sobre cómo su madre Qi Xin ha influido en él a lo largo de su vida.

Nacida en 1926, Qi se unió al Partido Comunista de China (PCC) en 1943, a la edad de 17 años, y se convirtió en una firme defensora de los valores y creencias del Partido.

"Los padres y los mayores deben transmitir la buena moral a sus hijos cuando son jóvenes, ayudándoles a construir la integridad moral y el sentido de la buena voluntad, para que puedan convertirse en personas que puedan contribuir al país y al público en general", dijo Qi en una ocasión.

Servir al país con la máxima lealtad

Cuando Xi tenía unos cinco o seis años, su madre le compró libros ilustrados y le contó la historia de Yue Fei, un legendario general que libró batallas para defender a su nación con la máxima lealtad durante la dinastía Southern Song (1127-1279).

La madre le contó al niño cómo la madre de Yue Fei tatuó en la espalda de su hijo cuatro caracteres chinos, que se traducen literalmente como "servir al país con la máxima lealtad".

"Le dije que debía ser un gran dolor tener esas palabras tatuadas en la espalda", recordó Xi. "Pero mi madre dijo que, aunque era doloroso, él lo recordaba con el corazón".

Desde entonces, Xi ha utilizado esas palabras como un objetivo a perseguir en la vida.

La mayor devoción filial

Como hijo filial, Xi charla con su madre y sale a pasear con ella siempre que tiene tiempo. Una foto suya paseando de la mano de su madre está colocada en sus estanterías.

Durante la Fiesta de la Primavera de 2001, Xi, entonces gobernador de la provincia de Fujian, en el sureste de China, no pudo reunirse con sus padres por motivos de trabajo.

Qi llamó a su hijo, diciéndole que mientras se esforzara en el trabajo, demostraría la mayor devoción filial hacia ella y su padre.

Sus palabras de apoyo han inspirado mucho a Xi para servir al público con el objetivo de lograr una buena vida para las familias chinas.

Xi ha dicho en repetidas ocasiones que "ama al pueblo como ama a sus padres".

Transmitir la tradición familiar

Qi llevaba una vida sencilla, que se convirtió en una tradición para la familia. Su estilo de vida y el ambiente familiar guiaron los valores de Xi.

"Una persona que no sea incorruptible y autodisciplinada se convertirá en una persona sin agallas. Ten en cuenta que la honestidad es una bendición y la avaricia una maldición, y establece una visión correcta del poder, el estatus y los intereses", escribió Qi en una carta a Xi, recordándole la autodisciplina.

Xi ha incorporado estas creencias a su ideología y prácticas de gobierno.

En el año 2000, Qi pasó 40 días visitando la antigua base revolucionaria del PCC en Shaanxi, Gansu y Ningxia. En Zhaojin, el centro de la zona, vio las aulas destartaladas de una escuela primaria local y movilizó a su familia para donar 150.000 yuanes para reconstruir la escuela.

En mayo de 2018, los alumnos de la escuela escribieron una carta a Xi, informando de su estudio y del desarrollo de la escuela. Una semana después, el presidente les contestó animándoles a heredar y transmitir el espíritu del PCC con acciones concretas.

Día de la Madre: Historias de Xi Jinping y su madre. Los padres son un importante modelo para los niños, y no es una excepción para el Presidente chino Xi Jinping.

Contador