Publicado 31/08/2021 09:00CET

Una combinación de factores provoca la muerte de miles de peces en el Mar Menor

Los científicos expertos en la materia señalan una serie de circunstancias que provocaron este desastre ambiental y sugieren posibles soluciones.

CARTAGENA, España, 31 de agosto de 2021 /PRNewswire/ -- Miles de peces muertos han aparecido en las orillas del mar Menor durante días. Algo similar ya sucedió en 2019, y aunque las soluciones están sobre la mesa, las autoridades correspondientes aún no han tomado las medidas necesarias. A esto se suma el problema de la falta de información, o mejor dicho, la desinformación con la que se aborda el problema desde muchos frentes, lo que lleva a algunos grupos ecologistas a señalar a la agricultura moderna como la principal culpable, acusación desmentida por destacados expertos en el campo.

Los primeros indicios parecen mostrar que existe una correlación evidente entre la muerte de estos peces y las temperaturas extremas ocurridas en la reciente ola de calor (durante la cual, la temperatura ambiente alcanzó los 40° C y más de 30° C en el agua). A esto se suma una llegada masiva de turistas, con más de 200.000 en los alrededores del Mar Menor (donde muchas casas y urbanizaciones aún vierten sus aguas al mar), en algunos pueblos costeros que no cuentan con la infraestructura necesaria para depurar y canalizar aguas y residuos urbanos. Estas circunstancias han llegado a agravar un problema que desde hace tiempo daña la zona y contra el que es urgente tomar medidas eficaces.

Además, hay varios otros factores que inciden en la contaminación del Mar Menor. Los puertos deportivos y playas artificiales, el estrechamiento de los barrancos, la falta de infraestructura para frenar las tormentas torrenciales cada vez más frecuentes, los purines de ganado y los restos tóxicos de la minería en las montañas cercanas son algunas de las actividades que sin duda afectan a la laguna.

Pero hay más. Actualmente entra en el Mar Menor a través del agua subterránea (llamado acuífero Cuaternario) una alta concentración de agua dulce mezclada con nutrientes, debido a la acumulación histórica y derivada de prácticas agrícolas que se remontan a tres décadas y que penetran en el subsuelo. En general, estas prácticas no son comparables con las desarrolladas por la agricultura moderna, que utiliza técnicas de riego localizado (fertirrigación), y que algunos culpan erróneamente como responsables sin comprender el verdadero origen.

De hecho, algunos expertos sostienen que la agricultura podría ser una parte sustancial de la solución mediante la extracción y uso de aguas subterráneas para riego, lo que contribuiría a generar un modelo sostenible y resolver el problema del acuífero.

En este contexto, se enmarca la necesidad de ejecutar la infraestructura prevista en el Plan Cero Dumping, que hasta el momento no se ha puesto en marcha, y de implementar el Anillo de Protección Ambiental (APA), una solución integral diseñada por la Fundación Ingenio, entidad que une a más de 10.000 agricultores y 45 cooperativas del Campo de Cartagena. Elaborado por académicos de prestigio nacional e internacional, el Anillo de Protección Ambiental presenta una "solución real, definitiva, integral y a corto plazo a los problemas de vertidos en el Mar Menor, así como a los producidos por la sobrecarga de la red de saneamiento durante la temporada de verano", según Natalia Corbalán, directora de la Fundación Ingenio.

La Fundación Ingenio lleva un tiempo estudiando las causas de los graves problemas ambientales que se ven en el Mar Menor, y ha observado vertidos urbanos, vertidos de aguas subterráneas, desagües y roturas de tuberías que conducen al Mar Menor y sus playas circundantes. Por ello, como explica Corbalán, "El APA incluye una serie de medidas que evitarían la entrada de agua de las fuertes lluvias y tormentas torrenciales, cada vez más frecuentes, y de todos los demás factores antes mencionados". También prevé esfuerzos para extraer aguas subterráneas que se encuentran contaminadas por vertidos urbanos, nutrientes, purines y otras fuentes de contaminación que se originan de diferentes fuentes externas al acuífero cuaternario, y que producen vertidos nocivos por minuto, y desembocan en el Mar Menor sin ningún tipo de control.

Contador