Publicado 03/10/2022 13:03

Crece la demanda de viviendas más respetuosas con las emociones de las personas, según UIC Barcelona

Los profesores de UIC Barcelona School of Architecture Jordi Roviras y Cristina García Castelao aseguran que el entorno influye en el bienestar emocional y anímico, por lo que recomiendan vistas al exterior y vegetación próxima

También destacan la importancia de la ventilación, la luz natural y el uso de colores suaves que no produzcan nerviosismo, así como materiales de origen natural

Los especialistas coinciden en que la neuroarquitectura jugará un papel clave a corto plazo en la construcción

Barcelona 3 de octubre de 2022.- Expertos de UIC Barcelona han asegurado que la demanda de viviendas más respetuosas con las emociones y el bienestar de las personas ha aumentado en los últimos meses y, aunque todavía son escasos los pisos que tienen en cuenta estos parámetros, es una tendencia que va en aumento.

Coincidiendo con el Día Mundial de la Arquitectura, que se celebra hoy, los profesores de UIC Barcelona School of Architecture y fundadores del estudio Roviras Castelao Arquitectura, Jordi Roviras y Cristina García Castelao, han afirmado que el entorno de una vivienda influye en las emociones y el estado de ánimo.

En este sentido, Cristina García ha explicado que "la sensación de estar encerrados genera estrés y disminuye la productividad, mientras que las vistas al exterior y la vegetación suelen mejorar el estado de ánimo".

En cuanto a los espacios interiores, García ha señalado que es necesario "trabajar muy bien su definición, siempre en relación con el entorno exterior y en función de las necesidades biológicas y vitales de las personas que habitarán estos espacios". El objetivo, según los expertos, es generar espacios confortables, de bienestar y tranquilidad y, para ello, la iluminación, la ventilación, la temperatura, la geometría y la composición de los espacios son de vital importancia.

Para el profesor de UIC Barcelona, se debería evitar "la falta o el exceso de luz permanente y propiciar los cambios suaves entre claridad y oscuridad". "La falta de luz causa o agrava un estado de ánimo bajo, el pesimismo, la melancolía... y el exceso de luz agrava el nerviosismo, las fobias o el insomnio", ha añadido.

Los colores, según Roviras, también condicionan el estado de ánimo de las personas. Por ello, ha recomendado "no emplear demasiados colores ni contrastes fuertes, que pueden generar una sensación de desasosiego y de nerviosismo". "El objetivo es combinar distintos colores en tonos armoniosos con un ambiente agradable. Los colores adyacentes de tonalidades similares producen espacios vivaces y armoniosos", ha añadido.

Papel clave de la neuroarquitectura
Aunque actualmente el porcentaje de edificios que se están diseñando siguiendo los principios de la neuroarquitectura todavía es muy bajo, los expertos confían que la tendencia irá al alza para hacer frente a las necesidades de la sociedad. "Estamos convencidos de que, en un futuro próximo, la gran mayoría de edificios estarán proyectados y construidos bajo parámetros de neuroarquitectura y bioconstrucción", ha afirmado Roviras.

Los especialistas de UIC Barcelona han recordado que un 90% del tiempo se pasa en interiores, donde se concentra un alto grado de contaminación derivado de la actividad de las personas, de las instalaciones que las rodean y de los materiales empleados en la construcción.

Ante esta situación, Roviras ha apostado por utilizar materiales de origen natural en la construcción porque "tienen una gran capacidad higroscópica e higrotérmica, es decir, que tienen capacidad para controlar los niveles de humedad y la temperatura interior". De este modo, según el experto, "se evitaría la contaminación biológica producida por la aparición de hongos o bacterias y se aseguraría una buena calidad del aire interior".

Además de una arquitectura saludable, los expertos reclaman que sea sostenible y respetuosa con el medio ambiente. "Todos los sistemas industrializados en madera, que tanta fuerza han cogido en estos últimos años, tienen un claro beneficio siempre y cuando la procedencia de la madera sea local y a través de un programa de gestión forestal controlada", ha concluido Cristina García.

Para más información, por favor contactar con:
Laura Andrés Tallardà
landrest@uic.es
T. +34 932 541 800

Sobre UIC Barcelona School of Architecture
UIC Barcelona School of Architecture es una escuela de arquitectura comprometida con el crecimiento intelectual, profesional y personal de quienes la forman. Un modelo docente que se fundamenta en la atención personalizada, el aprendizaje práctico basado en la integración de todas las áreas de conocimiento, la tecnología de vanguardia y un profesorado con experiencia internacional. UIC Barcelona School of Architecture forma a arquitectos capaces de afrontar los retos de la sociedad.