Publicado 16/06/2022 09:29

Seguir la Dieta Mediterránea de tapas sí es posible

·    El Día Mundial de la Tapa se celebra el 16 de junio para remarcar la importancia de estos platos tan característicos de la gastronomía española

   

·    La llegada del verano y el buen tiempo nos anima a salir a la calle y a disfrutar en compañía de la infinidad de opciones saludables que nos ofrecen las tapas

   

Madrid, 16 de junio de 2022. El Día Mundial de la Tapa, que se celebra cada año el 16 de junio, reivindica la figura de este plato que tiene un papel clave en la cultura gastronómica de nuestro país y que es aliciente para atraer el turismo. Las tapas no solo son algo intrínseco a la cultura española, sino que se conjuga perfectamente con los patrones de la Dieta Mediterránea. Además, cabe destacar la infinidad de opciones de tapas que se pueden elaborar en la cocina española, y los alimentos presentes en la Dieta Mediterránea tienen un gran protagonismo, pues las tapas se pueden elaborar contando con ingredientes que van desde las verduras hasta los frutos secos, pasando por los productos lácteos como el queso, el aceite de oliva y el pescado.

Desde los Reyes Católicos hasta la actualidad, son varios los hitos, leyendas e historias que tratan de establecer el origen de la tapa en nuestro país, sin embargo, y a falta de una referencia oficial sobre el mismo, la sociedad española vive la cultura de la tapa como una de las características culinarias más representativas y señaladas de nuestro país.

Salir a tapear también puede ser una opción saludable

La vuelta a la normalidad está permitiendo recuperar hábitos sociales en los que tiene cabida la comida y la bebida. Según un estudio elaborado por Sigma 2 en colaboración con Thinking Heads[1], el 82,3% de los españoles valoramos mucho más que antes las reuniones sociales. De los mismos, el 68,4% se encuentra especialmente interesado en reunirse en las terrazas de los bares y restaurantes, y el 43,8% admite que le gusta estar ahora en las terrazas más que antes.

“El fenómeno de la tapa es un elemento clave de la gastronomía española por sus características: la variedad de alimentos e ingredientes que pueden incluir, las distintas formas culinarias que se pueden utilizar, el tiempo de consumo compartido con la familia o con los amigos en una vida más volcada en la calle y en lo social que en lo recóndito o puramente doméstico. Esta es la magia de la dieta mediterránea: no solo la presencia de ingredientes concretos sino su forma de preparación y consumo”, subraya Jesús Román Martínez, presidente del Comité Científico de la Sociedad Española de las Ciencias de la Alimentación (SEDCA).

Además, añade que, “el mundo de la tapa incorpora de forma casi obligada un tipo de bebida con la que acompañarlas. Bebida que, a menudo, suele ser alguna fermentada como la cerveza que cuenta con versión ‘sin’, que tan útil puede ser en diferentes circunstancias. Este es precisamente el contexto en el que caben las bebidas fermentadas dentro de la dieta mediterránea: consumirlas acompañadas de alimentos, en un entorno social y de convivencia y, desde luego, en cantidades moderadas y siempre por parte de adultos sanos.”

Y es que se nos hace complicado tapear sin algo que beber, de hecho, según algunos estudios[2], siempre que vayamos a consumir cerveza es recomendable que se haga de forma moderada, acompañarla de alimentos sólidos, no solo por propia costumbre de la población española, sino para alcanzar un consumo responsable y que evite desequilibrios en nuestro organismo, como la pérdida de electrolitos o neuroinflamaciones. Además, la Dieta Mediterránea nos puede dar algunas pistas sobre lo que puede ser disfrutar del mundo del tapeo y, a la vez, mantener un estilo de vida y una alimentación saludable y equilibrada. Las tapas pueden ser un alimento nutritivo y heterogéneo, algunas serán más conservadoras y otras más atrevidas; pero lo importante es que podremos disfrutarlas en compañía y con un consumo responsable de cerveza.

Desde el FICYE se recomienda que el consumo moderado de cerveza debe de ser siempre por parte de adultos sanos, 200 ml (una caña) en mujeres y 400ml (dos cañas en hombres), acompañado de alimentos, de manera social y optando por la opción SIN en situaciones que deben excluir el consumo del alcohol, como es la conducción, o se esté bajo tratamiento médico, embarazo o lactancia.

   

Foro para la Investigación de la Cerveza y Estilos de Vida

El Foro para la Investigación de la Cerveza y Estilos de Vida (FICYE) es una entidad que pretende ahondar en el conocimiento de la cerveza, impulsando y compartiendo la investigación científica sobre el producto, su consumo moderado y su relación con el estilo de vida; recordando siempre que el consumo abusivo de alcohol es perjudicial y, por lo tanto, no tiene cabida en un estilo de vida saludable. Para más información, consultar nuestra web: http://www.ficye.es

   

Para más información:

Manuel Lozano Castillo / manuel.lozano@bcw-global.com

Tel: +34 913 84 67

   
Contador