Publicado 25/11/2021 15:20CET

Un vistazo a la creatividad cultural de Shenzhen desde su evento del Mes de la Lectura

SHENZHEN, China, 25 de noviembre de 2021 /PRNewswire/ -- Dos ciudades chinas que cuentan con el reconocimiento de la Red de Ciudades Creativas de la UNESCO se reunieron y se fusionaron a través de un reciente intercambio interdisciplinario. El evento titulado "When Design City Meets City of Literature: Cross-Cultural Dialogue Between Shenzhen and Nanjing" ("Cuando la ciudad del diseño se encuentra con la ciudad de la literatura: diálogo intercultural entre Shenzhen y Nanjing"), una actividad emblemática al margen del 22 Mes de la Lectura de Shenzhen, demuestra cómo las ciudades chinas mantienen su compromiso de cara a impulsar el desarrollo social por medio de la innovación.

El Mes de la Lectura de Shenzhen ha sido un evento anual celebrado en noviembre desde el año 2000, lo que lo convierte en una de las diez marcas culturales brillantes de Shenzhen y da forma a un clima propicio para la lectura, según se indicó desde el Comité Organizador del Mes de la Lectura de Shenzhen. En 2013, la UNESCO nombró a Shenzhen modelo mundial para la promoción de la lectura. A partir del año 2020, Shenzhen había liderado el país en el número anual de libros comprados per cápita durante 30 años consecutivos, según se informó a través de los medios.

Sin embargo, Shenzhen, una ciudad joven de inmigrantes, lleva a cabo el cultivo de sus recursos distintivos destacados en el sector de la cultura y literatura, explicó Bi Feiyu, escritor y profesor de la Universidad de Nanjing.

Mientras desarrolla sus distintas identidades culturales, Shenzhen se embarca en un viaje de descubrimiento que invita con ilusión a poner en marcha las buenas tradiciones de todo el mundo, dada su falta de legados culturales frente a las ciudades históricas. Entre las actividades del menú de cultura urbana de Shenzhen que la metrópoli ha implementado desde 2017, dos tercios presentan una influencia global. Además de aprender sobre y de culturas extranjeras, la ciudad también se ha enriquecido gracias a la inauguración del Centro Nacional de Publicación de Libros, una inspiración de Shenzhen Publishing Group. Además, la editorial ha integrado los recursos de promoción y marketing y ha reunido elementos de publicación de primera, al ver libros de gran éxito lanzados por primera vez en Shenzhen de una manera que prácticamente rompe el patrón dominado por Pekín y Shanghái.

El Centro Nacional de Publicación de Libros ha forjado relaciones de cooperación estratégica con la Asociación de Editores de China, con la que cuenta con más de 30 agencias editoriales chinas y más de 20 librerías físicas en Guangdong, Hong Kong y Macao, además de disponer de nuevas plataformas de medios influyentes. Qiu Gan, subdirector general de Shenzhen Publishing Group, agregó que se seleccionarán los mejores libros nuevos para su lanzamiento y promoción.

Reforzada gracias a la vitalidad cultural extraída de un mercado dinámico, la ciudad del diseño, la primera de China reconocida por la UNESCO, se está moviendo para pasar a formar parte y ser un centro más creativo dedicado a la innovación y las nuevas empresas. Sus sectores de diseño gráfico y de empaquetamiento y decoración, inspirados en sus homólogos de Hong Kong al comienzo de la reforma y apertura, han prosperado junto con el boom económico existente en la ciudad. Y la transición la impulsan de forma constante las fuerzas de mercado.

En el año 2020, el PIB de Shenzhen se situó en 2,76 billones de yuanes, y su renta disponible per cápita superó los 64.000 yuanes. Siendo un mercado de consumo tan masivo, junto con las demandas creadas a partir de él, ha ayudado a dinamizar y mejorar el sector cultural. Al margen del evento del Mes de la Lectura de este año está la Feria del Libro de Shenzhen, un ejemplo del impacto crítico de la cultura urbana dedicada a la innovación y la creatividad.

En relación a los sentimientos sobre el diálogo intercultural, Feng Changhong, director general de la Asociación de Profesiones del Diseño Industrial de Shenzhen, creía que las observaciones y el amor por la vida real son un trampolín para la creatividad y la inspiración, y la literatura trata sobre personas que recurren al lenguaje escrito como fuente de inspiración de cara a expresar su vida real y sus emociones, mientras que el diseño significa concretar estos sentimientos con impresionantes combinaciones de colores y técnicas sofisticadas. Dicho esto, un diseñador competente consigue llevar a cabo la inspiración para producir un boceto solo con una imagen de la literatura, un testimonio de cómo la literatura y el diseño pueden ser una gran fuente de inspiración el uno para el otro, añadió Feng.

Shenzhen lleva a cabo el impulso de una atmósfera literaria y artística para el público en general con la belleza del diseño. Eso significa que la experiencia cultural inmersiva ya no supone un privilegio para el elegante sentado en un teatro de ópera. Por otro lado, la campaña cultural de toda la sociedad ha permitido conseguir que la gente común logre sentir el arte y la literatura de edificios de varios estilos, como parques urbanos, esculturas en las esquinas y cafés temáticos. Lo que más impresionó a Bi, según sus palabras, fue que Shenzhen se está volviendo más atractiva. "La ciudad bien diseñada en su conjunto siempre pone a las personas en primer lugar, como lo demuestran los diseños fáciles de usar que se ven en todas partes. Esto muestra las características estéticas que tiene para ofrecer y encarna un espíritu de humanidad", indicó el escritor de Nanjing.

El diseño, en opinión de Feng, revela la cultura fundamental de una ciudad y desarrolla su carácter único a lo largo del tiempo. Sólo cuando su diseño está profundamente entrelazado con la economía, la cultura y el paisaje urbano puede merecer la ciudad de diseño.

Contador